7.03.2006

Reflexiones de etiqueta negra

Tomaba mi primer whisky cuando vi a mis tíos bailar. Él cumplía 80, ella debe tener poco menos. Entonces dije "me quiero casar". Lo único más bello que el amor conyugal es el amor conyugal de una pareja que ya es abuela y que ya dejó una herencia más grande que la riqueza de bill gates. El amor en sí mismo. Yo no hace mucho dije que no me quería casar, te acuerdas? A ti te lo dije y me miraste con una cara de "cómo has cambiado", pero es mentira, claro que quiero. Si me puedo ver así frente a mis hijos y nietos, al lado de una banda que toca un vals criollo aunque no sepa bailar. Lo quiero.



Tomaba luego mi segundo whisky y dije "coño, que esto es ron", nunca estuve muy segura. Sólo supe que sabía bien y que debía controlarme porque, si bien el doctor me dijo que coma lo que quiera, me dijo moderado, entonces tengo que ir lento. Lento y parejo. Entonces no un tequeño, mejor dos.

Tomaba mi tercer whisky cuando me di cuenta donde estaba. A ver... tengo 30 años para poder celebrarle una fiesta parecida a mis papá cuando cumpla 80, o 10 años para tener 32 como mis tíos y poder hacer lo mismo. Lo que ocurra primero, pero creo que tengo que empezar a calcular, porque los 100 soles que me quedan en el bolsillo no me van a alcanzar para más que los tres vasos que ya me tomé.

Al cuarto whisky volteé a ver a mi padre. Cuánto lo amo. Luego volteé a ver a mi madre. Qué divertida se pone con unos cuantos vinos. Luego volteé a ver a mi hermana, sonreí y le dije "tú manejas de regreso".



Al quinto whisky, la orquesta tocó popotitos. A mi lado se extendía la mano de mi padre lindo que me invitaba a bailar. Sino fuera por ese quinto no lo hubiera hecho. Pero qué rayos, estas cosas no se repiten todos los días y bailé popotitos con mi padre, y luego La Bamba. Los dos solos, el centro de atención de la fiesta y mientras bailaba pensaba "espero que alguien esté tomando fotos".

Al sexto vaso se dieron los discursos. Dejé caer una lágrima cuando oí decir a mi padre, por primera vez en mi vida, "papi", y lloré un poco más cuando -aguantándose la borrachera- habló de que mejor que ser un buen profesional es ser un buen hombre y una buena persona.

Anotación mental para el futuro.

8 comments:

  1. Salud! esa fiesta estuvo genial...la mejor parte el baile con tu papá.
    El ´mio se niega a bailar conmigo y me empuja al grupo de hombres solteros de las fiestas para ver si por fin...consigue un yerno...jaja...en realidad se que no me dejará ir nunca, es mas demente que yo.

    ReplyDelete
  2. A veces me sorprende el miedo a terminar mi carrera, miedo de no ser tan buen profesional como me exijo ser, miedo a ser parte de la vida de alguien hasta mi muerte o la suya, y miedos por los que no me dejo hundir sino que sublimo a que me impulsan a ser mejor, a sorprenderme a mí mismo. Yo también quiero llegar un día a los 80 (o 60, es que fumo mucho) y poder decir: pero que bien he vivido, y sonreír a todos.

    ReplyDelete
  3. Razón tiene tu papi. Hay muchos que se olvidan de esta elemental verdad. Cuando uno se muera, no lo van a recordar los empleadores ni los colegas, sino la familia.

    ReplyDelete
  4. Es cierto, caray, temblor. Gracias por el comentario.

    ReplyDelete
  5. Todavia es muy temprano para que te cases aunque de cualquier forma es bueno que te vayas decidiendo desde ahora para mentalizarte mejor en los roles que te toquen realizar.Ojo,no se trata de casarse, se trata de decidir armar una familia que es un paso más trascendente que firmar un papel.

    Hay chicas que con la excusa de la profesión llegan a los 35-36 y se convierten en unas verdaderas amargadas al no poder llegar a tener una pareja estable o una familia establecida.Para satisfacer el instinto maternal consiguen un donante de esperma y a la larga cumplen con un capricho personal que genera chicos medio desubicados en la vida.

    Con todas sus cosas nadie me ha demostrado que existe una institución mejor que la familia.Y mientras eso suceda,habrá que apoyar a los que recién se inician y conservar la que ya tenemos formada.

    Mien monito tu post!

    Schatz

    ReplyDelete
  6. Anonymous5:12 pm

    Lo escencial es invisible a los ojos. Tu viejo no tiene años por gusto. Siempre vemos el empaque, nos han entrenado así y debemos eliminar esa idea postmoderna del Tengo luego existo.

    Jogo Bonito
    Zizu

    ReplyDelete
  7. La familia! Lo escencial! Lamento no haber estado ahi....
    Casarte, de hecho que si te veo casada y feliz, si ahora o más tarde eso dependerá de ti y de las circunstancias, hay los que se casan después de 8 años y los que se casan después de 3 días, a quién le va mejor? eso no lo sé, suerte es todo lo que puedo decir.

    ReplyDelete