10.31.2014

I fonqed (aka, volví a comprar por internet)

Curiosamente, fue hace un año que escribí sobre esto en este post. Sin embargo, en este año he aprendido cosas y mi teoría sobre comprar por internet vs. físicamente ir a comprar a la calle ha variado un poco.

Hoy. Comprar por internet. Me calma, más no me detiene. Comprar por internet es realmente mi manera de saciar la sed por comprar compulsivamente. Los expertos de los quehaceres domésticos recomiendan no ir al supermercado con hambre porque comprarás más de lo necesario. Pues igual con comprar por internet. Es ese pequeño snack antes de la cena que te mantendrá centrado cuando sirvan el pavo, y no trepado en la mesa con tu servilleta en el cuello y bien agarrado/a de tu cuchillo y tenedor.

Y por eso mismo es que yo fonqueo (del verbo to fonq en inglés.- dícese del acto de comprar por internet en fonq.nl, una web especializada en decoración de interiores, artículos y muebles para la casa y cachibaches bonitos para abarrotar tu sala, cocina y comedor), y mi esposo lo sabe:


Pero como hemos terminado nuestra nueva cocina y sé que mañana vamos a ir de compras por las cosas que nos faltan, esto fue solo una degustación de lo que se viene: una tetera y una vaina para hacer sánguches en la tostadora. Quién hubiese dicho que estas serían mis compras por internet favoritas. Una TETERA (sin ningún doble sentido y no tienes lo linda que es, hija).

Feliz fin de mes!

10.30.2014

Cosas que me molestan en mi feed de facebook


  • Listas como estas y posts titulados "10 razones...", "20 cosas que...", "Los 10 momentos más..." #porqueyamuchoabuso!!! (a menos que sean 10 gatos que creen que se están escondiendo bien...)
  • Cualquier cosa de buzzfeed. Nuevamente: PORQUEYAMUCHOABUSO.
  • Dale like si crees que es hermoso! (debajo, foto de un niño con síndrome down - por ejemplo). La verdad, nunca cuestioné la hermosura de ese niño, el problema es que luego facebook me llenará el feed de temas similares o totalmente nadaquever que solo buscan hacerte sentir culpable porque no le diste like. Señores: yo no soy una regalona de nada, y eso incluye mis likes. 
  • "Perrito en la calle, sálvenlo!" Sabes qué pasa con esto? Lima está lleno de perritos callejeros, y claro que nos da pena. Pero eso de llenarme el feed de perros callejeros, no es cool. Muy diferente a perros perdidos, por si acaso. Yo tb moveré cielo y tierra, facebook y cartones de leche si algún día Pedro se perdiese (toca madera) pero cada-perro-que-ves-en-la-calle... YA MUCHO ABUSO
  • En un tema simular: fotos tristes: niños desnutridos, niños enfermos, etc. Yo sé que tú eres muy buena/o porque te preocupan esos temas sociales y quieres que todos sepamos lo buena/o que eres. Pero si con colgar una foto crees que estás ayudando, dime cómo haces para ser tan buena/o como tú.
  • Posts titulados: "Lo que pasó acá no tiene explicación". Y la foto no te dice nada, y el título no te dice nada, y la descripción no te dice nada. El link es crítptico y para mí todo me suena a virus. 
  • Las fotos de tus hijos en mala resolución. Gracias a Dios que el blackberry está siendo remplazado, porque chicos... un poquito de esfuerzo, no? yo amo las fotos de tus bebés en mi feed, en serio. Los reconozco aunque estén chiquititos y creo que hasta me sé todos sus nombres, pero júrote que la calidad de fotos de bebé de mi mamá son mejores que las de tu celular (a veces).
  • Tus quejas. Caramba, no todo puede ser tan malo. 
  • Tus posts de autoayuda. 
  • Cuando me taggeas en tu marca de ropa.
Pero sabes qué, haz lo que quieras. Total es tu facebook y somos libres (lo somos?), seámoslo siempre (lo seremos?) ...pero si te bloqueo, o te bloquean todos tus amiguis, no te quejes.


10.02.2014

Por qué dios mío, por qué?

Habiendo estudiado publicidad en la UPC, compartí aulas con mis amigos periodistas. Algunos que continuaron el camino hacia el periodismo "puro y duro" como que ... trabajan en un diario o la tele, u otros que tomaron una rama, se especializaron en algo similar o totalmente diferente, y hoy hacen su chamba con su corazoncito periodista latiendo de vez en vez.

A todos ellos: feliz día del periodista.

PERO CUANDO ABRO LA PORTADA DEL COMERCIO esa mañana en que tuve un poco de tiempo, y me encuentro con las noticias más leídas... me enroncho.


Y saben? es fácil es culpar al público lector: Eso les gusta caracho, ese es el contenido que hay que darles entonces. Pero.... el huevo ola gallina, señores? Si miran las noticias destacadas, tampoco es que me estés dando muchas opciones. Y si el banner de Beyonce en lencería es más grande que Petroperú retomando labor de explotación luego de 20 años... qué esperan?

Yo no me las doy de intelectual. No lo soy. Pero hoy me irrité cuando un amigo me preguntó si había escuchado sobre esta noticia de latino américa que él leyó en su diario francés. Yo dije que no, pero que justo estaba chequeando el diario peruano, y que seguro lo veía.

no lo vi.

yo sé que estamos en tiempo de elecciones, que es momento de los trapitos sucios, también entiendo que la publicidad blah blah, que hay que darle a la gente lo que le gusta, que el número de visitas, etc. ... pero en verdad? qué dice su bounce rate?

yo entro al comercio por costumbre, y me largo por su contenido. y bueno, quizá soy solo yo. pero qué rayos, este es mi blog.

feliz día del periodista.



9.17.2014

Déjame contarte sobre IKEA

Como con otras marcas, yo descubrí IKEA a través de su publicidad.
Específicamente, con estos dos comerciales:
Como entenderán, lo amé. Lo que me llevo a querer una marca con la que nunca había tenido otro tipo de contacto más que a través de un perro, una lámpara y un tío que me decía que no me ponga triste por la lámpara (genial).

Ahora lo entiendo. En Lima, este formato no funcionaría. PERDÓN, ME ESTÁS DICIENDO QUE YO TENGO ARMAR MI MUEBLE CON ESTOS TORNILLITOS Y MI PROPIO MARTILLO? Nunca en mi vida había sido dueña de mi propio martillo.

 Pero claro que te pueden armar el mueble, si quieres pagar 2x el precio de tu mesa de noche. Además, qué bonita actividad para compartir con tu pareja / amor de tu vida / esposo-to-be, verdad? 

NO ES VERDAD. Armar un mueble de IKEA con tu pareja se asemeja más a una prueba de amor que un trabajo en equipo. Si ambos sobreviven, es probable que ustedes sean “meant to be”.

No ocurre lo mismo con IR FISICAMENTE A IKEA con tu pareja. Al menos, no en mi caso. Vale destacar que mi relación con IKEA se ha mantenido en ese estado idílico de amor a primera vista, pero más un amor a pimera vista al que luego de verlo calato y haberle olido los pedos sabes que no es perfecto. Sin embargo, mi esposo aprueba mi relación más no la comparte: tríos, no. Pisar IKEA de la mano con Gary nos asegura una guerra fría en donde yo “estoy bien” y él solo busca el letrero de salida (acá un tip: el letrero de salida nunca te apuntará la salida sin antes ver la nueva colección de lámparas, velas y la sección terrazas). IKEA, mis amigos, es el laberinto del fauno.

Volviendo a la idea inicial, el formato en Lima no funcionaría y como yo soy bien limeña, me he demorado 3 meses en llegar al punto en que estoy hoy día: hoy vienen a medir mi cocina para asegurarse que el modelo que diseñé entra. Sucede que se dio lo siguiente:


  • Leí la web (en mi mejor holandés) y entendí que si llamo, puedo hacer una cita para que vengan a medirla y me ayuden a diseñarla. Procedí a llamar y me dijeron (según yo): “eso es correcto, más las citas tienen que hacerse en la tienda”. 
  •  Entonces fui a la tienda, donde me miraron sin sonrisa alguna y me dijeron: “Eso no es posible, tienes que medirla tú misma y de ahí puedes pedir tu cita” (o sea, medirla dos veces porque obvio que mis medidas valen un cuerno). 
  • Entonces medí, y procedí a ir a la tienda a pedir mi cita. Entonces (obvio que otra persona porque para esto ya han pasado 3 semanas) me dijo que solo hacen la cita cuando he terminado de diseñar mi cocina según las medidas tomadas.
     (Paréntsis: les queda claro que en Lima, ya hubiese llamado a mi mejor amiga arquitecta para que me haga todo, ahora yo tenía que usar una especie de SIMS en computadora para diseñar mi cocina). 
  • Varias semanas luego, tratando de obtener un poco de feedback de mi esposo (sin éxito) fui con mi diseño para resolverlo con “los expertos/inútiles” y ordené mi cocina 
  • “ahora ya podemos hacer las medidas para ordenar el ensamblado” (ah, obvio que estoy pagando por el ensamblado, esto con mi martillo no la hacía). Y ese día es hoy. 
Vamos que podemos. Los mantendré informados.

9.12.2014

De por qué no necesito el AppleWatch

Antes de empezar este post, me tomé la molestia de ver la presentación. Digo molestia, no porque realmente me moleste, pero yo no soy groupie de Apple (sí, tengo iPod, MacBook Air y iPad mini, pero eso no me convierte en groupie, ya?! nótese que no tengo ni tuve un iPhone - HTC corazón) y normalmente no veo sus presentaciones.

Volvamos al post.

Luego de ver el video, y de enterarme que el Watch no sólo da la hora, es de acero inoxidable y hay colores, tamaños y modelitos, amiga, pero también:

  • Me permite comunicar con otras personas de Watch a Watch (con emoticones, voz, dibujitos y HASTA LATIDOS DE CORAZÓN)
  • Monitorea mi actividad diaria, me ayuda a completar mis objetivos, tiene un fitness app, me hará más saludable
  • Da la hora con una  "exactitud increíble" (dixit)
  • Súper personalizable (dixit)
  • Puedes ver tus fotos...
  • Además de cualquier otra aplicación como email, mensajes, siri, música, etc.
  • ... todo desde tu muñeca con tu Watch

Ahora, levante la mano la Mu que dijo que no necesitaría un iPad y ahora tiene uno?

(estoy levantando la mano, por si acaso).

Pero esto. Esto es el colmo. Y mira que a mí no me preocupa tantísimo el hecho del privacidad (lo dice la niña que empezó a bloggear a los 22 y le contó a medio mundo por quién se murió, lloró, chambeó, de dónde se graduó, etc.... muy anónima yo, dices), o sea que no me molesta tener el Internet y lo que ello implica amarrado a mi muñeca. 

(metáfora de "esposas", dices?)

Y no creas que esos bullets de arriba no me importan. Lo que pasa es lo siguiente: 

  • Mensajearme con mis amigos y familia es necesario. Sobretodo viviendo afuera, pero qué tanto puedes decir via emoticones, dibujos o latidos de corazón? Y si aún no le hablo a siri o a ningún dispositivo, es porque me parece ridículo
  • Yo quiero ser más saludable. Consideré el Nike Band con seriedad, estuve a punto de comprarlo cuando descubrí que no lo podía comprar de la página de nike.nl, luego anunciaron que dejarían de invertir en él y yo me enteré que no me cuenta calorías pero Nike Fuel, que a ningún doctor le consta qué significa eso en relación a mi consumo de vino. Pero aún monitoreo mis carreras en nikeplus, y mi consumo de calorías en myfitnesspal. Sí, soy una freak, y mi celular me lo permite.
  • Da la hora. Bueno, referirse al post anterior. Es un cuarto para las siete.
  • Personalizable. Don´t even get me started.
  • Me encantan las fotos y tengo gigas y gigas. No voy a romperme el ojo tratando de encontrar mi foto favorita de Pedro en ese millar de pixels. 
  • Y la verdad, de todos mis dispositivos, uso 5-6 aplicaciones (tratando de reducir, evangelizando el hangouts para que la gente deje de usar whatsapp), y hoy al menos, no necesito tener un Watch. 
Sobre todo, cuando el precio inicial es 349 euros ("solamente", dijo. SOLAMENTE).





Ahora, si alguien me lo quiere regalar... a caballo regalado no se le mira el diente, no? *chin!

9.11.2014

Un cuarto para las siete

Me despierto a un cuarto para las siete. 
Entro a la ducha, me cambio, bajo a desayunar.
Un cuarto para las siete. 

Desayuno, chequeo si tengo tiempo para un poco de WEBeo.
Un cuarto para las siete. Joder.

Me lavo los dientes, me miro una vez más al espejo. Tomo mi bici hacia el paradero de bus.
Se pasa el día y vuelvo.
Cocino o es muy temprano?
Un cuarto para las siete. Basta, no?

Veo un rato tele, cocino. Ceno.
Estos días ceno sola pues Esposo está en un viaje por chamba.
Ceno, veo tele, me molesto con la tecnología porque el Netflix no funcional (y lo Twiteo) y le pregunto a Pedro* que qué hora es.
No, Pedro no sabe ver la hora.
Pero yo sí, y aún es un cuarto para las siete. Yo, bien necia.

Es un problema cuando al único reloj de la casa se le gasta la pila.


*Pedro no es mi cámara, nunca tan loca, es el gato en la pantalla






9.07.2014

Blog, dulce blog.

Me gustaría contarte que he estado ausente porque he estado extremadamente ocupada. O porque estuve en un viaje espiritual alejada de todo aparato tecnológico. O que simplemente me fui de viaje. O que me fui a la esquina...

pero no.

la verdad es que estuve ausente porque no tenía nada que contar.

luego se me dio por escribir un sábado, y abrí un nuevo blog. así es. un nuevo blog.

Y en inglés.

(Traición).

Pero no temas, me duró dos posts. y lo dejé para continuar ausente.

No he sacado mi brevete. no me hice madre. no me ascendieron ni me gané la tinka. no ha pasado nada en estos útlimos meses. casi casi, es como si nunca me fui, porque casi casi el tiempo no pasó.

pero pasó. es setiembre caraho, y qué hemos hecho?


Entonces te cuento que he decidido volver. o al menos intentar. sabes a qué le temo? temo haber cambiado. temo que esta nueva mu no te vaya a caer bien. y te hablo en serio. temo que no me reconocerás y yo no me reconoceré en las líneas que escriba. yo sé que todos crecemos, pero no sé si esto es lo mismo.

veremos pues. igual, se siente bien volver.

9.05.2014

Cosas que quiero hacer este fin de semana


"Cuando pienses en volver..."

5.12.2014

Mi Familia

El día en que te casas, te dicen que ese día es cuando empiezas tu familia. Claro, al comienzo la familia es de a dos (en nuestro caso, al menos). Somos él y yo. Marido y mujer. Los "Adán y Eva" de lo que vendrá después. Pasan los meses y hay quienes empiezan a sugerir que la familia de a dos es bonita, pero qué bonito serían tres, no? Seguro que sí y no lo niego. No lo he hecho en varios posts pasados en que me he declarado "lista" para ser mamá (como si una pudiera estar realmente lista para tremenda tarea), pero que ya provoca, provoca.

De pronto apareció Pedro, ese felino que se acurruca con nosotros en la foto. Hoy entiendo más que nunca, más que Datcha, Yana, el breve Itil, el rey Elvis y la callejera Nica, cuando una mascota es realmente tuya, cuando realmente te despierta a las cuatro am porque tiene hambre y cuando tienes que ensuciarte las manos para limpiar su caca, o sentir esa angustia porque está enfermito. Hoy entiendo cuando una mascota es parte de tu familia. 

Yo sé que mis padres le temen a la idea de que con esto yo alucino que ya los hice abuelos "y ya cumplí".  Pero preocuparse no deben. Pedro es mi gato, me queda claro, no le he comprado chupón, ni le voy a poner pañales, pero es mi Pedro. Le digo que lo quiero, lo extraño cuando no estoy en casa, me estreso cuando me demoro en llegar. Pero me queda claro que es un gato - no por ello, menos familia.

Hoy, mi familia es de a tres. Somos Esposo, Mu y Pedro. Somos inseparables, nos acurrucamos domingos en la tarde mientras vemos tele, salimos al patio para ver a Pedro cazar moscas, nos turnamos la despertada en la madrugada cuando al gatodemiercoles le da hambre a las jodidas 4 de la hija de su AM... porque somos familia. 

Nota al pie.- habiendo dicho esto, no me dejaron celebrar el día de la madre ayer. tamare.

3.18.2014

Bullets de mi vida y sus cicatrices

  • Mis piernas parecen las de una niña de 5 años que se pasea en patines sin rodilleras por las calles rotas de Lima. Es normal? (Yo creo que sí).
  • Me recomendaron baba de caracol con prueba de antesdespuésYmiracomonosevé - y como yo creo en la magia (y en quality products), fui en busca del menjunje. Anda encuentra baba de caracol en Vivanda! Y así fue como me cambié de pasillo y salí con ají amarillo y rocoto para traer (junto con mi "Qué cocinaré hoy" de Nicolini).
  • Y sí, estuve en Lima por dos semanas. En realidad, por 10 días y 4 días en Tarapoto probando juane, cecina, chorizo, maduro, frito y tierra. Sí, en Tarapoto también me caí:
  • Tb me caí en mi casa. Estaba todo oscuro y no prendí la luz, tenia a mi gato Pedro en una mano y a mi laptop en la otra cuando pensé que ya había terminado de subir las escaleras - pero no. Pedro se salvó él mismo, yo salvé mi laptop. A mí... bueno. 
  • Y yo sin baba de caracol.

2.18.2014

No quiero pero tengo (parte II)

Hoy les contaba de mi día y mi examen por venir



estudié un rato más, chapé bici (luego tren, luego bus) y llegué full of beans al examen. yo... lo sabía todo.


El examen empezó y yo estaba iluminada, brillante, brevete voy por ti.



pero eso me duró exactamente... dos preguntas.



hasta que finalmente, el examen acaba y la encargada de "la clase" te dice que esperemos cinco minutos hasta que salgan los resultados, cinco minutos en donde mi proceso fue mas o menos así:








y así fue como finalmente tomé mi bus de regreso (y luego el tren, y luego a la oficina), sabiendo que a este bus, no será la última vez que me subo.


mueran caramelos!

No quiero pero tengo

Con cuatro años viviendo por acá, hay una cosa que casi creo no necesitar: un auto. 

Voy ya por mi cuarta bicicleta (una que casi no usé) (malditos!) y soy feliz. Bicicleta al supermercado, con mis bolsas colgando y balanceando en el timón (hasta que me compré mis bolsillos como tenía en la otra); bicicleta a la estación, donde me tomo un bus y me dedico a leer (OK, a veces también a jugar Candy Crush) camino al trabajo sin pensar en el tráfico; bicicleta para ir al restaurante, y poder tomarme ese vinito de más sin tener que preocuparme de perder ese brevete (eso sí, tampoco soy una gacela en bicicleta luego de ese vinito de más)... como sea, el auto me vale y aún no lo he necesitado.



Pero a veces es necesario...

Por eso, hoy es mi examen de teoría para el freaking brevete. Es más, hoy en dos horas y media. Por eso, invoco sus buenos deseos, energía, poderes mágicos y contactos con Dios para que "la inspiración" me llegue y pueda recordar quién tiene prioridad en un cruce sin señales en donde un tram viene por la izquierda, una bicicleta por la derecha, una bicicleta motorizada viene desde la otra esquina, hay un peatón cruzando la calle en donde yo voy a doblar y una caravana (que empieza con dos banderas azules y termina con una bandera verde) viene detrás.



Al dios de la buena memoria, por favor que no se me olvide cuántos metros antes debo empezar a indicar si voy a doblar en una autopista, que no es lo mismo que una carretera, o una pista dentro de un lugar poblado, ni un lugar despoblado. Recuérdame cuáles son las velocidades máximas y en qué momento debo parar a dejar un pasajero pero no debo parar a dejar un paquete ni botar la basura.

Por favor, que no se me olvide lo que significan esas líneas azules en la pista o la línea verde entre carriles. Que la velocidad para una zona residencial es de 15 km/h pero los chibolos no tienen prioridad sino es pura cortesía. Recuérdame que la placa amarilla es para... joder. Voy a seguir estudiando.

Cruzando dedos...!




2.16.2014

El domingo como tú lo mires

Mañana es lunes.

...o

Dos semanas para aterrizar en Lima. 

...o

Dos semanas más... 

2.14.2014

Mu my valentine 2014

Así como Halloween es el día en que sacamos la bruja que llevamos dentro, o como en Navidad, donde hasta el más ateo, decora su arbolito y hace paces con sus enemigos, por qué no sacar en San Valentín el cupido/romeo/don juan/gordita de carrusel que llevamos dentro y celebramos el amor?



No al anti-valentín!
No a las excusas de "no necesito un día para regalarle flores a mi novia"
No le creas a tu novia cuando te dice que no quiere flores, lo que te está diciendo es que tiene bajas expectativas y no espera nada de ti. Sorprende. 
No al tráfico horrible por este día (anda caminando a tu cita)

Porque como ya es tradición en este blog, acá celebramos San Valentín, nos damos chapes, regalamos flores y hacemos el amor. Viva!


2.10.2014

Lima, ya nos vemos


A menos de un mes para volver a pisar suelo limeño. A menos de un mes de respirar de nuevo ese tufillo de humedad y sal, y mezclarlo con lo que escucho un calor infernal - que me queda claro es una exageración (y si no lo es, es lo que necesito luego de tres meses de este invierno chusco*).

Desde que me fui, volver a Lima me recuerda a cuando tenía 7 años y mis papás me llevaron a Miami y manejamos a esta tienda de la cual sólo había escuchado como si se tratara de una leyenda: Toys´R Us. Pisos y pisos de juguetes, y con un carrito de compras como si se tratara de un supermercado. (Un carrito de Wong pero lleno de juguetes!!!). Las mariposas en la panza y el no saber por dónde empezar. Además, acá nadie es millonario, entonces no lo puedes tener todo, hay que saber elegir qué meter en ese carrito. O en el caso de Lima, qué vamos a hacer, a quién vamos a ver, y claro: dónde y qué vamos a comer.

Desayuno en casa de mi tía Zoili

Cuando viajo a Lima, de nuevo tengo 7 años y estoy en la entrada de esta tienda de juguetes mirando al techo, calculando mi límite, y planeando estratégicamente cada segundo. Valdrá la pena esa parada en T'anta  por mi empanada de ají de gallina? La casa de mi tía me asegura patacones, juane y tacacho. Es más, la visita a Tarapoto que tengo planeada me duplicará esa necesidad. No creo que valga la pena conocer Amaz. Pero una paradita en La Mar no estará de más. Tengo que almorzar con mis abuelitos. Tengo que ver a mis amigas, tengo que visitar a mi "chica de la cera" y tengo PEROTENGO que ir a la playa. Dónde está el mejor chilcano? Tengo que ver a mi sobrina Antonia, conocer a Nico y a Ignacio (los nuevos bebés de mis amigas), me debo una noche de vinos y sushi con mi hermana, y un domingo de relax con mis papis. Tengo mil conversas que "nos debemos" para ponerme al día, muchos abrazos que dar y recibir. Tengo que salir con mi madrina, ver a mis primos y qué tanto más altos que yo están. Tengo que salir a correr por mi ruta favorita. Y quizá, tengo tiempo para cobrarme esa deudita que me deben (pff...).

Tengo que muchas cosas, y quiero muchas cosas más.

Contando los días para volver a Lima :)

*Invierno chusco.- dícese del invierno mezcla de primavera y otoño: ni muy-muy, ni tan-tan. Lluvias, vientos, y sol. Mis flores siguen despiertas pensando que empieza la primavera en cualquier momento.

2.08.2014

Pilas again

Querido ladrón, 

si aún no te ha embestido ese camión, y en el impacto, todos los vidrios hayan terminado en tus ojos y hayas quedado permanente ciego - o ciega: miramibicinueva.

tiene doble candado 
triple. 

estanotelallevas. 



2.06.2014

Porque las pilas también tienen dos lados

A veces me considero uno de esos raros bichos que aún recorren las calles, o quizá somos muchos, pero nos perdemos en el bulto de gente ocupada del mundo moderno, esa que se queja del tráfico. No no no no, no me refiero al tipo de bicho que aún no tiene un smartphone. A ese bus me subí hace rato.

Soy positiva.

Cuelgo en mi muro cosas como estas - no por demagogia, pero porque creo que en verdad funciona.


Es más. En dos chambas me han dado bonos por mi buena energía. PLATA por ser buena onda - quién lo hubiera dicho.

Pero hasta los más pilas tenemos un lado negativo, y a mí se me sale cuando me roban mi bicicleta. Como ayer. Darle dos vueltas al paradero de bicis y no ver a mi recién nacida bebé (la compré hace SOLO UNA SEMANA), y de pronto, mi mundo Pequeño Pony se rompe, trato de contener los insultos y malos deseos, pero de pronto solo puedo desear [insertar acción, típica del inicio de una pela policial/thriller, alguna de esas experiencias horribles que ponen a alguien en un manicomio] para el [insertar adjetivo o relación con su madre] que me robó la bici.

Y mi muro se llena de esto:


hasta que me voy a dormir. :(

2.03.2014

De las hojas de excel y un picaflor

Estoy en la oficina. Trabajando. Cada lunes es un lunes de reportes, una hoja de Excel que se demora en cargar y actualizar con fórmulas. Al ladito, al margen izquierdo de mi pantalla – esta hoja de Word.
Me gusta escribir porque me permite pensar y darle vuelta a un momento tan irrelevante como este. Es como volverlo importante, dándole o no un significado, pero ahora que está “tinta” se convertirá en memorable y hasta inmortal. Ese momento en que esperaba que las fórmulas de Excel terminen de cargar. 
Qué bonito, no? Yo sé que no, pero ese es el punto.

También escribo porque tengo mala memoria. A veces me asusto de la mala memoria que tengo. Eso que sucede todo el tiempo: “algo te iba a decir, pero se me olvidó” me pasa demasiado. Será que mis ideas viajan muy rápido? Es como cazar mariposas, o peor aún, cazar moscas con palitos chinos. Hasta que me encuentro frente a una hoja en blanco, y las ideas caen por su propio peso – y se salvan todas: las buenas, las malas, las más tontas. Selección natural mis pantuflas, acá todas se salvan, hasta las más débiles. Y ESO me parece bonito.

(Claro, igual son ustedes quienes las leen y se preguntan quécuernos)
Y hoy es lunes, tengo puesto un collar que me compré el sábado. Lo menciono porque no quiero olvidarlo (quizá lo pierda algún día) pero cuando lo vi, sonreí.


Mi bolita (abuelita) solía decir que yo era su picaflor. Creo que porque era chiquita, o quizá porque le gustaban los picaflores. También me decía pajarito. Quizá le gustaban los pajaritos. Pero yo era su picaflor. Llevar este collar que puede tener tan poco sentido como un lunes de reportes y exceles, vale todo el oro que aparenta tener. Hoy mi bolita está conmigo, un poquito más que siempre.

1.26.2014

De cuetes, cuetecillos y cuetones.

En Lima, nunca viví "donde revienta el cuete" (como dicen - si así se dice...). Mi barrio (que fueron tres) siempre se escondía en pequeñas calles, a veces detrás de las muy limeñas tranqueras, y donde para cada invitación, había que dibujar un mapa con flechas e instrucciones (sobre todo en aquellos tiempos en quien te salvaba la vida eran las páginas amarillas) porque nadie tenía idea dónde rayos quedaba la "Calle 2".

Para salir al mundo (cuando me llegó la edad de ser la que reventaba el cuete, si es que así se dice) había que caminar cuadras, esperar que alguien te jale, o pedir mi Taxi "Real" (en aquellas épocas). Soñaba con mudarme a Miraflores porque ahí parecían reventar más cuetes (y yo insisto), además que me hubiese hecho la vida más fácil cuando tuve que trabajar por ahí.

Pero me mudé a Amsterdam.
Y esta era la vista de mi cuarto, por ejemplo, en el día de la reina.


Y así fue como tuve un curso intensivo de vivir donde venden, compran y revientan cuetes. En verano, abrir la ventana era como subirle el volumen a la radio de la ciudad: timbres de bicicletas, el perifoneo de la estación central, las conversaciones y risas de la gente... era abrirle la ventana a la vida. Pero así como cuando Planeta te pasa la misma canción de Lady Gaga hasta querer tirar la radio por el water, así... me sentí luego de dos años y medio.

Y así como decidí que ya mucho cuete, y empecé a jugar con chispitas mariposas.
Y nos mudamos a Haarlem.

Cuando mis hijos (o hijo, o hija, o Pedro en todo caso) cumplan la edad de querer reventar cuetes, ya verán si quieren irse para Amsterdam, a Miraflores, o detrás de la tranquera. Yo mientras tanto, me quedo con mi bicicleteada de 5 minutos al centro, porque amo mi nuevo Pueblo (técnicamente ciudad, pero a mí no me engañas). Y felizmente, ya inventaron el Google Maps.

Del invierno pasado, porque este invierno anda medio tela (toca madera)



1.25.2014

De acá a unos años, estaré rodeada de gatos mientras me balanceo en mi mecedora.

Desde que Pedro llegó a nuestras vidas,

  • mi facebook, instagram (y hata el blog) se ha llenado de fotos de gatos
  • cuando no tengo nada que hacer, chequeo un blog lleno de memes como este:
  • y me río (mucho)
  • mi comedor parece un cuarto de niños, regado de mini ratones, tapitas de plástico, pedazos de papel, cajas y lo que sea que el gatito convirtió en juguete ese día. 
  • y ni les voy a decir cuánto hemos gastado en accesorios para gatos. Como este (su avión):



  • perdí la cuenta de cuántas fotos le he tomado y hasta le hice un video.
  • Creo que me estoy volviendo loca. O ya me volví. 

1.20.2014

Mi esposo está aprendiendo español

Como me hubiese gustado haber pensado en este comic primero.


1.16.2014

Debo estar bien

Si el gran dilema de mi día es si tomar café o té después del almuerzo debo estar súper bien conmigo misma. 

(y la torta? debería probar esa torta que dejaron en la cocina?)


1.03.2014

amor de madre

querer ir al baño y no hacerlo por no  querer despertar a esta belleza.
psshhhh...


1.02.2014

Porque recordar es volver a vivir, alguito de mis años nuevos.

Hasta hace cinco años, para mí no existía otra asociación que "año nuevo = verano + playa". Sobre el cómo y el quién fueron siempre variables condicionales de la edad/momento en mi vida. Pero lo que nunca faltó: playa, calzón amarillo y el chapuzón de ley a la mañana siguiente. Acá algunos, sin orden en particular.

Me acuerdo del año en que quemaron muñecos en el malecón. No era una tradición mía pero la de mis vecinitos de la playa, pero me gustó la idea. Habrá sido hace más de 15 años, pero aún me aucerdo.

Y del año en que jugamos Risk con el enamorado del momento y su pareja de amigos. A las 12, fuimos a la playa y los chicos se metieron al mar. Nosotras nos reíamos. Un añ nuevo tranquilo pero de esos felices que quieres que se repitan una y otra vez. Claro está, yo pensaba que con él me casaba y no había otra persona con quien quisiera estar.

Me parece recordar esa vez en que lo recibimos en la casita de los juegos, nuestra fortaleza de aquellos años mozos en que yo aún soñaba con mis barbies.

Pero de pronto, ya era el año en que descubría la resaca y vomitaba hasta el cotillón. Pero felizmente eso no fue todo lo que descubrí, sino que descubrí a los buenos amigos. A los que no solo están para la juerga, pero te acompañan hasta el water, o se llevan tus sábanas para lavarlas en su casa y traerlas al día siguiente como si nada hubiese pasado. Amigos con los que seguiría pasando año nuevo si no fuera porque todos estamos esparcidos por el mundo. Ellos saben quiénes son y cuánto los quiero (feliz año a ustedes).

También hubo el año en que elegí el buen par de zapatos y bailé con el alma. Ese año también pensaba que con él me casaba. Pero si alguien recuerda el 2006 - 2007 en mi blog, todos saben que pasó todo lo contrario. Pero qué lindo la pasamos, poto.

No podía faltar el año nuevo que lo pasamos haciendo cola. Porque esa era LA fiesta (claro que habían cinco LA fiestas más). También me acuerdo que ese vestido no me volvió a quedar.

Ah, y el año de fogatas en la arena, recibiendo el milenio. Empezaba el 2000 y solo me acuerdo las caminatas de la mano por la playa con mi primer enamorado. Debe haber habido un montón de fuegos artificiales también, pero lo que más brillaban eran mis ojos de templada. Tiempos aquellos.

Y luego me mudé acá. Imensamente feliz ...pero sin playa (salvo el año en que volvimos a lima por las fiestas). Ha habido un poco de todo, otro día les contaré.

Feliz año bloggers.