9.17.2014

Déjame contarte sobre IKEA

Como con otras marcas, yo descubrí IKEA a través de su publicidad.
Específicamente, con estos dos comerciales:
Como entenderán, lo amé. Lo que me llevo a querer una marca con la que nunca había tenido otro tipo de contacto más que a través de un perro, una lámpara y un tío que me decía que no me ponga triste por la lámpara (genial).

Ahora lo entiendo. En Lima, este formato no funcionaría. PERDÓN, ME ESTÁS DICIENDO QUE YO TENGO ARMAR MI MUEBLE CON ESTOS TORNILLITOS Y MI PROPIO MARTILLO? Nunca en mi vida había sido dueña de mi propio martillo.

 Pero claro que te pueden armar el mueble, si quieres pagar 2x el precio de tu mesa de noche. Además, qué bonita actividad para compartir con tu pareja / amor de tu vida / esposo-to-be, verdad? 

NO ES VERDAD. Armar un mueble de IKEA con tu pareja se asemeja más a una prueba de amor que un trabajo en equipo. Si ambos sobreviven, es probable que ustedes sean “meant to be”.

No ocurre lo mismo con IR FISICAMENTE A IKEA con tu pareja. Al menos, no en mi caso. Vale destacar que mi relación con IKEA se ha mantenido en ese estado idílico de amor a primera vista, pero más un amor a pimera vista al que luego de verlo calato y haberle olido los pedos sabes que no es perfecto. Sin embargo, mi esposo aprueba mi relación más no la comparte: tríos, no. Pisar IKEA de la mano con Gary nos asegura una guerra fría en donde yo “estoy bien” y él solo busca el letrero de salida (acá un tip: el letrero de salida nunca te apuntará la salida sin antes ver la nueva colección de lámparas, velas y la sección terrazas). IKEA, mis amigos, es el laberinto del fauno.

Volviendo a la idea inicial, el formato en Lima no funcionaría y como yo soy bien limeña, me he demorado 3 meses en llegar al punto en que estoy hoy día: hoy vienen a medir mi cocina para asegurarse que el modelo que diseñé entra. Sucede que se dio lo siguiente:


  • Leí la web (en mi mejor holandés) y entendí que si llamo, puedo hacer una cita para que vengan a medirla y me ayuden a diseñarla. Procedí a llamar y me dijeron (según yo): “eso es correcto, más las citas tienen que hacerse en la tienda”. 
  •  Entonces fui a la tienda, donde me miraron sin sonrisa alguna y me dijeron: “Eso no es posible, tienes que medirla tú misma y de ahí puedes pedir tu cita” (o sea, medirla dos veces porque obvio que mis medidas valen un cuerno). 
  • Entonces medí, y procedí a ir a la tienda a pedir mi cita. Entonces (obvio que otra persona porque para esto ya han pasado 3 semanas) me dijo que solo hacen la cita cuando he terminado de diseñar mi cocina según las medidas tomadas.
     (Paréntsis: les queda claro que en Lima, ya hubiese llamado a mi mejor amiga arquitecta para que me haga todo, ahora yo tenía que usar una especie de SIMS en computadora para diseñar mi cocina). 
  • Varias semanas luego, tratando de obtener un poco de feedback de mi esposo (sin éxito) fui con mi diseño para resolverlo con “los expertos/inútiles” y ordené mi cocina 
  • “ahora ya podemos hacer las medidas para ordenar el ensamblado” (ah, obvio que estoy pagando por el ensamblado, esto con mi martillo no la hacía). Y ese día es hoy. 
Vamos que podemos. Los mantendré informados.

9.12.2014

De por qué no necesito el AppleWatch

Antes de empezar este post, me tomé la molestia de ver la presentación. Digo molestia, no porque realmente me moleste, pero yo no soy groupie de Apple (sí, tengo iPod, MacBook Air y iPad mini, pero eso no me convierte en groupie, ya?! nótese que no tengo ni tuve un iPhone - HTC corazón) y normalmente no veo sus presentaciones.

Volvamos al post.

Luego de ver el video, y de enterarme que el Watch no sólo da la hora, es de acero inoxidable y hay colores, tamaños y modelitos, amiga, pero también:

  • Me permite comunicar con otras personas de Watch a Watch (con emoticones, voz, dibujitos y HASTA LATIDOS DE CORAZÓN)
  • Monitorea mi actividad diaria, me ayuda a completar mis objetivos, tiene un fitness app, me hará más saludable
  • Da la hora con una  "exactitud increíble" (dixit)
  • Súper personalizable (dixit)
  • Puedes ver tus fotos...
  • Además de cualquier otra aplicación como email, mensajes, siri, música, etc.
  • ... todo desde tu muñeca con tu Watch

Ahora, levante la mano la Mu que dijo que no necesitaría un iPad y ahora tiene uno?

(estoy levantando la mano, por si acaso).

Pero esto. Esto es el colmo. Y mira que a mí no me preocupa tantísimo el hecho del privacidad (lo dice la niña que empezó a bloggear a los 22 y le contó a medio mundo por quién se murió, lloró, chambeó, de dónde se graduó, etc.... muy anónima yo, dices), o sea que no me molesta tener el Internet y lo que ello implica amarrado a mi muñeca. 

(metáfora de "esposas", dices?)

Y no creas que esos bullets de arriba no me importan. Lo que pasa es lo siguiente: 

  • Mensajearme con mis amigos y familia es necesario. Sobretodo viviendo afuera, pero qué tanto puedes decir via emoticones, dibujos o latidos de corazón? Y si aún no le hablo a siri o a ningún dispositivo, es porque me parece ridículo
  • Yo quiero ser más saludable. Consideré el Nike Band con seriedad, estuve a punto de comprarlo cuando descubrí que no lo podía comprar de la página de nike.nl, luego anunciaron que dejarían de invertir en él y yo me enteré que no me cuenta calorías pero Nike Fuel, que a ningún doctor le consta qué significa eso en relación a mi consumo de vino. Pero aún monitoreo mis carreras en nikeplus, y mi consumo de calorías en myfitnesspal. Sí, soy una freak, y mi celular me lo permite.
  • Da la hora. Bueno, referirse al post anterior. Es un cuarto para las siete.
  • Personalizable. Don´t even get me started.
  • Me encantan las fotos y tengo gigas y gigas. No voy a romperme el ojo tratando de encontrar mi foto favorita de Pedro en ese millar de pixels. 
  • Y la verdad, de todos mis dispositivos, uso 5-6 aplicaciones (tratando de reducir, evangelizando el hangouts para que la gente deje de usar whatsapp), y hoy al menos, no necesito tener un Watch. 
Sobre todo, cuando el precio inicial es 349 euros ("solamente", dijo. SOLAMENTE).





Ahora, si alguien me lo quiere regalar... a caballo regalado no se le mira el diente, no? *chin!

9.11.2014

Un cuarto para las siete

Me despierto a un cuarto para las siete. 
Entro a la ducha, me cambio, bajo a desayunar.
Un cuarto para las siete. 

Desayuno, chequeo si tengo tiempo para un poco de WEBeo.
Un cuarto para las siete. Joder.

Me lavo los dientes, me miro una vez más al espejo. Tomo mi bici hacia el paradero de bus.
Se pasa el día y vuelvo.
Cocino o es muy temprano?
Un cuarto para las siete. Basta, no?

Veo un rato tele, cocino. Ceno.
Estos días ceno sola pues Esposo está en un viaje por chamba.
Ceno, veo tele, me molesto con la tecnología porque el Netflix no funcional (y lo Twiteo) y le pregunto a Pedro* que qué hora es.
No, Pedro no sabe ver la hora.
Pero yo sí, y aún es un cuarto para las siete. Yo, bien necia.

Es un problema cuando al único reloj de la casa se le gasta la pila.


*Pedro no es mi cámara, nunca tan loca, es el gato en la pantalla






9.07.2014

Blog, dulce blog.

Me gustaría contarte que he estado ausente porque he estado extremadamente ocupada. O porque estuve en un viaje espiritual alejada de todo aparato tecnológico. O que simplemente me fui de viaje. O que me fui a la esquina...

pero no.

la verdad es que estuve ausente porque no tenía nada que contar.

luego se me dio por escribir un sábado, y abrí un nuevo blog. así es. un nuevo blog.

Y en inglés.

(Traición).

Pero no temas, me duró dos posts. y lo dejé para continuar ausente.

No he sacado mi brevete. no me hice madre. no me ascendieron ni me gané la tinka. no ha pasado nada en estos útlimos meses. casi casi, es como si nunca me fui, porque casi casi el tiempo no pasó.

pero pasó. es setiembre caraho, y qué hemos hecho?


Entonces te cuento que he decidido volver. o al menos intentar. sabes a qué le temo? temo haber cambiado. temo que esta nueva mu no te vaya a caer bien. y te hablo en serio. temo que no me reconocerás y yo no me reconoceré en las líneas que escriba. yo sé que todos crecemos, pero no sé si esto es lo mismo.

veremos pues. igual, se siente bien volver.

9.05.2014

Cosas que quiero hacer este fin de semana


"Cuando pienses en volver..."