5.12.2014

Mi Familia

El día en que te casas, te dicen que ese día es cuando empiezas tu familia. Claro, al comienzo la familia es de a dos (en nuestro caso, al menos). Somos él y yo. Marido y mujer. Los "Adán y Eva" de lo que vendrá después. Pasan los meses y hay quienes empiezan a sugerir que la familia de a dos es bonita, pero qué bonito serían tres, no? Seguro que sí y no lo niego. No lo he hecho en varios posts pasados en que me he declarado "lista" para ser mamá (como si una pudiera estar realmente lista para tremenda tarea), pero que ya provoca, provoca.

De pronto apareció Pedro, ese felino que se acurruca con nosotros en la foto. Hoy entiendo más que nunca, más que Datcha, Yana, el breve Itil, el rey Elvis y la callejera Nica, cuando una mascota es realmente tuya, cuando realmente te despierta a las cuatro am porque tiene hambre y cuando tienes que ensuciarte las manos para limpiar su caca, o sentir esa angustia porque está enfermito. Hoy entiendo cuando una mascota es parte de tu familia. 

Yo sé que mis padres le temen a la idea de que con esto yo alucino que ya los hice abuelos "y ya cumplí".  Pero preocuparse no deben. Pedro es mi gato, me queda claro, no le he comprado chupón, ni le voy a poner pañales, pero es mi Pedro. Le digo que lo quiero, lo extraño cuando no estoy en casa, me estreso cuando me demoro en llegar. Pero me queda claro que es un gato - no por ello, menos familia.

Hoy, mi familia es de a tres. Somos Esposo, Mu y Pedro. Somos inseparables, nos acurrucamos domingos en la tarde mientras vemos tele, salimos al patio para ver a Pedro cazar moscas, nos turnamos la despertada en la madrugada cuando al gatodemiercoles le da hambre a las jodidas 4 de la hija de su AM... porque somos familia. 

Nota al pie.- habiendo dicho esto, no me dejaron celebrar el día de la madre ayer. tamare.

3.18.2014

Bullets de mi vida y sus cicatrices

  • Mis piernas parecen las de una niña de 5 años que se pasea en patines sin rodilleras por las calles rotas de Lima. Es normal? (Yo creo que sí).
  • Me recomendaron baba de caracol con prueba de antesdespuésYmiracomonosevé - y como yo creo en la magia (y en quality products), fui en busca del menjunje. Anda encuentra baba de caracol en Vivanda! Y así fue como me cambié de pasillo y salí con ají amarillo y rocoto para traer (junto con mi "Qué cocinaré hoy" de Nicolini).
  • Y sí, estuve en Lima por dos semanas. En realidad, por 10 días y 4 días en Tarapoto probando juane, cecina, chorizo, maduro, frito y tierra. Sí, en Tarapoto también me caí:
  • Tb me caí en mi casa. Estaba todo oscuro y no prendí la luz, tenia a mi gato Pedro en una mano y a mi laptop en la otra cuando pensé que ya había terminado de subir las escaleras - pero no. Pedro se salvó él mismo, yo salvé mi laptop. A mí... bueno. 
  • Y yo sin baba de caracol.

2.18.2014

No quiero pero tengo (parte II)

Hoy les contaba de mi día y mi examen por venir



estudié un rato más, chapé bici (luego tren, luego bus) y llegué full of beans al examen. yo... lo sabía todo.


El examen empezó y yo estaba iluminada, brillante, brevete voy por ti.



pero eso me duró exactamente... dos preguntas.



hasta que finalmente, el examen acaba y la encargada de "la clase" te dice que esperemos cinco minutos hasta que salgan los resultados, cinco minutos en donde mi proceso fue mas o menos así:








y así fue como finalmente tomé mi bus de regreso (y luego el tren, y luego a la oficina), sabiendo que a este bus, no será la última vez que me subo.


mueran caramelos!

No quiero pero tengo

Con cuatro años viviendo por acá, hay una cosa que casi creo no necesitar: un auto. 

Voy ya por mi cuarta bicicleta (una que casi no usé) (malditos!) y soy feliz. Bicicleta al supermercado, con mis bolsas colgando y balanceando en el timón (hasta que me compré mis bolsillos como tenía en la otra); bicicleta a la estación, donde me tomo un bus y me dedico a leer (OK, a veces también a jugar Candy Crush) camino al trabajo sin pensar en el tráfico; bicicleta para ir al restaurante, y poder tomarme ese vinito de más sin tener que preocuparme de perder ese brevete (eso sí, tampoco soy una gacela en bicicleta luego de ese vinito de más)... como sea, el auto me vale y aún no lo he necesitado.



Pero a veces es necesario...

Por eso, hoy es mi examen de teoría para el freaking brevete. Es más, hoy en dos horas y media. Por eso, invoco sus buenos deseos, energía, poderes mágicos y contactos con Dios para que "la inspiración" me llegue y pueda recordar quién tiene prioridad en un cruce sin señales en donde un tram viene por la izquierda, una bicicleta por la derecha, una bicicleta motorizada viene desde la otra esquina, hay un peatón cruzando la calle en donde yo voy a doblar y una caravana (que empieza con dos banderas azules y termina con una bandera verde) viene detrás.



Al dios de la buena memoria, por favor que no se me olvide cuántos metros antes debo empezar a indicar si voy a doblar en una autopista, que no es lo mismo que una carretera, o una pista dentro de un lugar poblado, ni un lugar despoblado. Recuérdame cuáles son las velocidades máximas y en qué momento debo parar a dejar un pasajero pero no debo parar a dejar un paquete ni botar la basura.

Por favor, que no se me olvide lo que significan esas líneas azules en la pista o la línea verde entre carriles. Que la velocidad para una zona residencial es de 15 km/h pero los chibolos no tienen prioridad sino es pura cortesía. Recuérdame que la placa amarilla es para... joder. Voy a seguir estudiando.

Cruzando dedos...!




2.16.2014

El domingo como tú lo mires

Mañana es lunes.

...o

Dos semanas para aterrizar en Lima. 

...o

Dos semanas más...