6.30.2006

Mas o menos regular II

Mi bola vive en Tarapoto, y cuando viene a Lima, ya sé que me pasa.
No es que me moleste...
puedo soportar su más o menos regular.
Pero escucharla no hace más que porneme triste

Hoy no estuve en mi casa durante el día. Realmente fue un muy buen día. Fue como si me quedara en mi cama, me escondiera en la sábana y marcara la línea entre lo que es mi mundo, y el mundo. Hoy no existió trabajo, tampoco existió la universidad, ni tesis. Hoy no tuve preocupación alguna. Al contrario.

Hoy me sentí feliz.

Me sentí feliz hasta las 6pm. Llego a mi casa y está mi bola que me recibe con un "en la calle vives"
- No me gusta que me digan eso! Si pudiera elegir, no viviría en la calle!

* Silencio

Yo quiero mucho a mi bolita... pero...

- Me duele el brazo, creo que me he topado. Hoy me ha dolido más. Me debo haber topado.

* Silencio

- Cómo voy a ir donde tu tío Carlos?
- Qué tío Carlos?
- Leturia... yo no voy a ir. Después me caigo... me caigo, me da verguenza, no sé manejar la cuchara... tú vas a ir?
- Cuando?
- El domingo, vas a ir?
- Sí, me imagino que iré

*Silencio

- Hoy día he tenido pena
me he acordado de mi mami
de lo que me iba a Chorrillos con mi mami
con mis hijitos. Con Jorgito, con Carlitos, con Raulito...
... con la Elmi no ibamos porque mi mami ya estaba enferma


* Silencio

- Van a hacer fiesta... bien caro les va a salir... tú vas a ir?
- Sí bola, supongo que sí.
- Yo no... ya me quiero ir. Quiero irme a mi casa.
Voy a llegar a mi casa... voy a empezar a pensar en ustedes. Ay, me muero.


Yo la quiero mucho.
Pero...

Pero nada. A veces hay que salir de la sábana. Por más frío que afuera haga.

6.27.2006

Amanecidas - Capítulo I: Llegada

Semana 14.- se inicia la cuenta regresiva antes de los exámenes finales y me falta tiempo.

Luego de darme cuenta que no importa cuánto lo desee, la semana no dejará de tener 7 días y los días no dejarán de tener 24 horas, he decidido hacer más efectivos estos días, restarle horas de sueño, agregarle horas de productividad. Hoy es mi primer día oficial de este experimento y he optado por escoger como centro de operaciones la universidad.

11:05pm, Mu llega a la puerta principal de su recinto educativo. Parquea el carro lo más cercano a la puerta, mete en su bolso todo lo necesario y abre la puerta. Se le acerca un amable guardián que la invita, con una gran sonrisa a ir a su estacionamiento "que tiene reservado en la playa de Los Alamos".

JE!

Perdón?

Para ser más precisa, la playa de los Alamos, si bien es propiedad de la universidad está a una cuadra y media de la misma. Es decir, Mu debe caminar por un callejón para luego llegar a la universidad. Mientras que los estacionamientos a los que siempre hallegado quedan exactamente a 10 pasos de la puerta.

Trata entonces de explicar que claro que le importa la seguridad de Lucas, pero le importa más SU SEGURIDAD, y que no quiere caminar a las 3 de la mañana por una calle oscura, donde no sé qué cuernos le puede pasar. Él le explica que la playa es segura, ella le hace notar que ESO le importa un bledo. Él insiste. Él gana.

Doy la vuelta, trato una última vez con el guardián de la otra puerta que justo termina de hablar con algún colega suyo por el radio. Sospecho que fue el que me dio tan grata bienvenida hace un rato y no ha hecho más que advertir que una niña malhumorada está por hablarle. Entonces, guardia 2 me explica que, en efecto, una segurísima y muy cómoda playa me espera [a una cuadra y media], muy cerca a la universidad.

No pretendo insistir más.

11:16pm.- Llego a la tan mentada playa, me mandan al segundo piso (pa colmo, no me abrigan a Luquitas) y procedo a bajar las escaleras. Graciosa sorpresa con lo que me vengo a enterar:



(Bien ahí con la garantía de seguridad!)

Nota mental: mandar mail a secretaría académica presentando mi ... opinión.

Finalmente camino, pienso en que debería estar trabajando en mi casa. Es más, mientras escribo esto me han quitado temporalmente el Internet, estoy aún más convencida de que iré a trabajar a mi casa luego de avanzar con un par de cositas por acá.

12:13 pm: ha pasado una hora desde que llegué y ya me quiero ir. Ya me tomé un café y me espera más cafeina en botella. Tengo un sol para emergencias (cafeína en máquina). No tengo sueño, pero tengo pocas ganas. Vamos a ver qué pasa.

May the force be with me.

6.26.2006

Manifiesto

A solo 3 semanas de que acabe este ciclo, estoy a punto de reventar.

Quiero que falten más de 3 semanas para tener tiempo de hacer todos los pendientes que no hice, pero quiero que falten menos para que acabe de una vez.

Quiero dormir cuando tenga sueño, no dormir cuando son las 3am y mi cerebro deja de funcionar. Se cierra el kiosko, daniela, vete a dormir, que ya no doy más, no te das cuenta las pachotadas que escribes? (no te das cuenta que estás
hablando por mí en este post?).

Quiero y necesito, imploro por favor poder disfrutar mi sábado de resaca en paz. No tener que apagarlo con más de una aspiririna, con mil vasos de agua y aún así darme cuenta que es tarde, que he perdido 3 horas de mañana y para colmo, sigues escribiendo tonterías, daniela. No te das cuenta que brincar de blog en blog, de latinspots a adlatina a canneslions no te permite avanzar con lo que deberías estar haciendo? (y esa voz quién fue?).

Nuevamente, repito: quiero dormir.

Ayer soñé con el colegio. Soñé que me decían que esos aretes no eran propios de una señorita, que esa falda era muy corta y que si me iba a quitar la chompa, que me quite también el colegio porque el chaleco solo no se admite según el reglamento. Pero no había terminado hace seis años el colegio? Tiene acaso algo que ver con mis pendientes? Será que tengo tantos? (será que se me nota que esto más que un manifiesto es una carta desesperada?).

Y si vale redundar, porque este es mi manifiesto y yo decido qué hago y qué no, lo repito. Quiero dormir (y ni se atrevan a preguntar porque no estoy durmiendo).

Quiero tener más tardes como la de hoy, y quiero que duren más. Quiero que cuando mi mirada se pierda en el mar, no termine en la pista de la costa verde, atorada en el rompemuelle que me detiene a pensar que ya son las 5.45, y que no debería tardar mucho más en llegar a mi casa, que aún tengo que hacer mi trabajo de Marco Legal Publicitaria, porque Marco es bien legal, y no tiene porque ser analizado.

Quiero también pasar más tiempo con mis amigas, no tener que postponer los viajes en una lista de "quieros", quiero estar más tiempo contigo, aunque sea sólo un poco más. Quiero pensar que un fin de semana largo, es realmente un fin de semana largo, y quiero pensar que un domingo, es un día de desacanso y que terminará con el starbucks de todos los domingos. Todos los domingos menos este.

Quiero...

tengo sueño.

6.24.2006

Uno que otro detalle

- Me doy cuenta que hace frío cuando estando en la computadora, se me congela la mano del mouse.

- Cuando quiero café, pido espresso o americano y nunca de los nuncas le hecho azúcar. Cuando quiero postre, pido café, siempre capucchino y siempre con medio sobresito de edulcorante.

- Ya sea en el cine o en mi casa, cuando veo una película, procuro no quitarle nunca la vista a la pantalla. No importa el motivo.

- Cuando estoy triste o estresada, o "not quite myself", me compro una flor. Siempre una, solo una. Siempre una rosa, y si hay, tiene que ser amarilla. Una me parece más que dos, y si el señor ambulante me quiere vender más, le pago lo que sea para que entienda que gana más vendiéndome una, que vendiéndome dos o seis.

- Odio hablar por teléfono más de cinco minutos. Solo puedo hacerlo con dos personas en todo el mundo.

- Cuando escribo, nunca leo que escribí. Cuando resuelvo un examen, no lo reviso antes de entregar. Cuando hablo, no existe rewind.

- Siempre digo "cuídate" cuando me despido de alguien, aunque exista un 0.00000001% de probabilidad que le pase algo de la computadora a su cama.

- No me gusta la lencería considerada sexy por el catálogo de Victoria Secret. Tengo un portaligas que espero no tener que usar de nuevo, y mi calzón favorito tiene escrito en el trasero "cute but psycho". Ah! y digo calzón porque odio la palabra truza (o como se escriba).

- Digo que no tomo gaseosas, pero tomo Dasani con gas y muero por el vortex. Digo que no me gusta el chocolate pero me encanta comerlo con un café. Digo que no me gustan los regalos, pero me encantan los detalles (la tarea es diferenciarlos). Digo que me encanta leer y paso meses con un mismo libro en mi maleta sin jamás darme un tiempo para pasar la página. Odio que me digan que soy como todas las mujeres, que crean que saben cuándo me viene o me va a venir la regla y que me esterotipen... pero soy tan complicada como cualquiera de ellas.

Cest mu...

Amarillo potito

Hoy me di cuenta que no me gusta el color de mi blog.

--- en reestructuración ---

6.23.2006

Jueves de miercoles

Hoy me di cuenta que el sílabo de mi curso ha estado equivocado
(dando completo sentido a por qué en la semana 13 sigo perdida)

Ahora está clarísimo, pues entiendo como funciona todo:

a. el profe habla (a los incautos asistentes - una clase medio vacía... o medio llena?)



b. Mientras, los alumnos (incautos asistentes, la que escribe incluida), van perfeccionando aptitudes.

Mu empieza decorando su vaso en donde, hace un momento, había café


Montes hace lo propio, decorando lo que llamaremos el vaso-titiritero


Pappo piensa y diseña el vaso-titiritero-samurai-san



(mientras, el profe sigue hablando)



(y mu sigue tatuando su vaso cafetero)

Diego luego descubre que tiene un "nestlé"


Mu termina y firma con su nuevo nombre favorito


Y el profe nunca paró de hablar.

Vaya confusión. Si el sílabo hubiera puesto "semana 13: manualidades con tazas de café", me hubiera ahorrado las 12 semanas previas hablando de la imagen de una empresa, el publicity, las relaciones públicas y la comunicación empresarial.

Y todavía trato de descifrar lo que quiso decir el profe.

Me siento Charlie Brown.

6.22.2006

High Pitch

Los que recién me conocen, dicen "caramba, que chica más alegre".
Poco más tarde, me dicen "Dani, te molestabas? qué graciosa"
Luego me dirán "Daniela, cállate por favor"

Sucede lo siguiente: cuando me estreso, no hablo. PITEO.

Indeed.

El "pitch" de mi voz llega a nivel silbato de perro. En mi casa, lo entienden Elvis y Anouk, el resto no se gasta en escucharme. Ni la misma Nica lo hace. Hablo rápido, pitudo y sin sentido. Es mi forma de desahogarme, porque yo misma me doy risa, y funciona perfectamente (felizmente).

Hoy fue uno de esos días que podrían ser analizados según el nivel de mi timbre de voz. Lo lamento por quienes se cruzaron conmigo en mis horas high pitch, ya saben que la próxima vez que me vean colorada, están totalmente prohibidos de preguntarme "cómo estás": obtendrán vómito verbal y puede doler.



Gracias Luciano por tener oídos de esponja.

La Creación


En el principio creó Dios los cielos y la Tierra.
Y la tierra estaba desordenada y vacía, y las tinieblas
estaban sobre la faz del abismo, y el Espíritu de Dios se
movía sobre la faz de las aguas.










(...)

Dijo también Dios: Júntense las aguas que están debajo de
los cielos en un lugar, y descúbrase lo seco. Y fue así.
Y llamó Dios a lo seco Tierra, y a la reunión de las aguas
llamó Mares. Y vio Dios que era bueno.



Luego el jurado dijo
-yo tb creo que está bueno
- démosle un cannes
- pero que sea el GRAND PRIX



y pensar que hoy él me dijo que mi zapato parecía una pieza de lego y me provocó hablar de mi infancia...
(pero que más atrás que la propia creación)

6.20.2006

Con ustedes, su padre

Fito fito -who gets me-,
me pidió que compartiera esta canción
con mis fieles lectores
y con todos aquellos que también quieren a su viejo
como nosotros a nuestros abogadísimos, pero increíbles padres.



They get us.

Father and Son
Cat Stevens

Daniela, la infiel

Hoy mientras almorzaba sola, me sentí algo triste. Me dio este cargo de consciencia, esta pesadez. Mire a mi alrededor y me di cuenta lo que estaba haciendo, y te lo quiero contar. Mereces saberlo. Mereces saber por qué hace tiempo no te visito, lo mereces.

Recuerdo cuando paseaba en ti, musicando en mi cabeza la canción de Pataclaun que habla del amor. Sorneía mientras, porque me gustabas tanto, y la canción también! "El amor no está en todas partes... está en"... ti. Y entonces, qué pasó?

Conozco tu historia, sé que has hecho siempre todo lo posible para retenerme. Me trataste como reina, me diste todo lo que necesitaba. NUNCA me faltó nada. Además, me invitabas cosas riquísimas, y tú sabes cómo me encanta comer. Pero fue mi falta de tiempo, o fue la distancia. Nunca te fuiste más lejos, pero yo te sentía cada vez más distante. Es que no importa dónde esté, sea en mi casa, o en el trabajo... en cualquiera de los dos trabajos. Él... él estaba más cerca.

Al grano. Seré directa.

Sr. EWong, y descendencia afín:

Prefiero Vivanda.

Lo prefiero porque apenas me vio, me ofreció una tarjeta que le permite ir conociéndome más y ponerse al día con todo lo que tú fuiste aprendiendo en todos estos años. Me gusta más vivanda porque cuando paso por el área de frutas, me siento en el campo, y dejan frutas picadas para que pueda degustar. Amo Vivanda porque es más cálido, porque almuerzo deliciosamente sano con su barra de ensaladas, en un ambiente rusticón fabricadón pero que me encanta. Me gusta porque es pequeño pero tiene todo lo que necesito. No sé si es más caro, pero no importa, porque compro y gasto poco. Me gustan sus carritos que no son duros de empujar, y el color de su piso porque me hace sentir en casa. Me gusta que todos sean diferentes y que cada vez que llego a uno nuevo, me pierdo. Me encanta.

Hay un Vivanda 24 horas abierto. Acaso señor wong usted abre todo el día en alguna de sus tiendas? (en verdad, no lo sé).

Prefiero Vivanda señor Wong, y ya no soy infiel por eso. Porque ya decidí cambiarlo, al menos cuando dependa de mí, porque ir de compras con mi padre es otra cosa. Le pido que no me baje la mirada cuando pase yo por ahí, y también le pido que me disculpe. Tiene cara de poder entender.Total, amar... siempre será "comprar en Wong".

6.19.2006

La Fortuna

Personalmente, yo no creo en la fortuna. No creo en las bolas mágicas, en las hojas de coca, en las brujas que te leen la mano, el café, el mazo de barajas españolas o la Q de espadas. Tampoco creo que mi futuro está en los astros, que ser Escorpio revela algo de mi vida, que ser Nech en el horóscopo de Somos dictará mi agenda de la semana o que Agatha Liz será mi medicina cuando esté mal.

No creo, ni juzgo a nadie por creer. Simplemente un día decidí que no quería que me anticipen nada, que yo solita lo quería descubrir. Y eso hago, y así vivo.

Yo no creo en la fortuna pero, sin embargo, me describo como afortunada.

Miro a mi alrededor, no hoy, sino siempre, y miro a mis padres, miro a mis amigos, miro mi entorno y lo pienso:

"soy afortunada".

Un día me quedé conversando con mi profesor de ética en un break y no sé por qué se lo dije, a lo que él me respondió.

"Sabes qué Daniela? En tu sonrisa... tú realmente tienes cara de sentirte afortunada".

Y yo agregó: también agradecida.

6.18.2006

Con ustedes, mi padre.

Mi padre no es el papacito de Ripley, ni es Julio Iglesias como le dice mi bolita. En realidad de artista no tiene mucho pero yo me muero por él. Si hubieran pósters de mi padre, yo los tendría todos en mi cuarto, le pediría que me los firme y me iría a dormir tranquila sabiendo que mi padre es el de la foto, y que es una estrella. Complejo de Electra, digo a veces. A nivel moderado, me explico luego.

De mi padre, tengo los ojos grandes, el color de piel y el gusto por el tennis. Me llevé su mal humor conmigo, su aversión al teléfono y su intolerancia la tengo y contengo. Cuando habla lo escucho, aunque a veces lo hace entre dientes o sube el volumen de su voz. Tomo notas mentales como si lo que hiciera fuera dictar clase, y luego hago la tarea de la buena hija para que me ponga 20 con una sonrisa.

No entiende la publicidad, sólo cree que mi perro Elvis es lo más comercial que existe y así sean carros, lavadoras o una pizza, Elvis vende. No entiende porque prefiero ser redactora, que ser una ejecutiva en marketing en telefónica o el banco de crédito. No entiende por qué lloro cuando lo hago porque él nunca dijo nada malo, solo quiere que lo escuchemos a él y a su mal tino, y a sus supuestamente sabias palabras.

Cuando está con sus amigos, mi padre es de lo más divertido. Cuando toma unas copas, aún más. Cuando habla de Alan, lo defiende y cuando habla de mí, lo hace con orgullo. Cuando pierde en el tennis, nos escondemos; pero cuando gana, desayunamos chicharrón. Cuando está aburrido se va al sauna, cuando está molesto también. Cuando suena el teléfono grita "contesten", cuando es para él, nunca está.

No me lee pero no tiene que hacerlo para saber que lo quiero. Porque se lo digo: le digo que lo quiero, que es lo más churro para mí y que gracias papi por todo... aunque luego me pregunte "qué quieres ahora". A veces lo pregunta en broma.

Mas o menos regular

Mi abuela vive en Tarapoto y yo la llamo unas dos o tres veces al mes. Siempre que la llamo, la conversación se desarrolla más o menos así:
- Bolita!
- Mi pajarito, que bueno que me llamas. Como estás bolita?
- Bien bolita, cómo estás tu?
- Ahí... más o menos regular
Luego de esa frase sé que me contará algo nunca bueno. Se cayó, se enfermó, se acabaron sus medicinas, su empleada se volvió a quitar sin avisar, etc. Yo la escucharé un rato, me despediré luego y colgaré, siempre sintiéndome -seguramente, lo que sería- más o menos regular.

Hoy mi bolita vino a Lima para pasar el día del padre con nosotros. Apenas bajó del taxi la recibí y le pregunté cómo estaba. "Ahí, más o menos regular".

Se sentó conmigo y mi tío en la mesa de la cocina. Me contó que mi tía se había quemado, me dijo que tenía frío, que el nuevo chico de mi hermana es bien grande y que me ha visto bien bonita. Luego se molestó porque no quise probar sus empanadas, ni su torta, ni los dulces que trajo. Luego se quejo un poco más de la vida y yo me vine a mi cuarto a escribir, vi la cama que han puesto para ella en mi cuarto, pensé en los 15 días que se quedará con nosotros y me sentí como si acabara de colgar con ella.

Más o menos regular.

6.16.2006

Dejenme salir!

Debo haber visto mucha serie gringa de chibola porque siempre tuve esta idea de poder escaparme de mi casa sin que mis padres se den cuenta, con solo abrir mi ventana. No necesitaba tener un motivo en especial, solo quería conocer qué se hubiera sentido poder coger unas cuantas cosas y escaparme, siempre por la ventana porque así lo hacían en las series gringas. Así lo hizo Stephanie de Full House, así lo hizo probablemente la novia de Zack en Salvado por la campana, como también lo hubiera hecho Kevin Arnold, o la menor de los Cosby.

(Seguiría, pero me saturé de información para mi tesis y mi cabecita anda con la memoria virtual sobrecargada)

El problema fue que nunca pude hacer esto, porque en Lima no es como en los suburbios de los estudios de NBC, ABC o WB. En Lima, luego de toda ventana hay un muro, si es que antes no hay una reja. Y para colmo, en mi casa siempre ha habido un segundo o tercer piso que me impidiera sentirme "libre". Repito, tampoco me sentía en prisión, simplemente quería saber que se sentiría.

Mi primera casa fue un departamento, en un tercer piso. La ventana de mi cuarto daba a los patios del edificio, la del cuarto de juegos daba al jardín del primero piso, y la ventana a la sala, a los garajes. Si me hubiera podido lanzar, y si no me rompía las piernas en el intento, hubiera tenido que todavía abrir la reja. Demasiado complicado.

Mi segunda casa tenía las ventanas al jardín. No podía escaparme de mi cuarto por estar en un segundo piso. Pero tenía esta magia que no tenía mi primer departamento, que las ventanas del primer piso empezaban a la altura de mi rodilla, con lo que solo hubiera bastado salir por ahí (cosa que hice muchas veces) para poder escaparme. Pero nada. Me escapaba al jardín que luego daba a un muro. Bien podría abrir la puerta y quitarme, pero sonaría la alarma boxer que teníamos instalada, y además, mi madre se quejaba que ensuciaba las paredes con mis zapatos. How daredevil could I be!

Finalmente, me mude a esta última casa, ya tenía 14 años pero las ganas no se me habían ido. Y ahora era perfecto porque mi cuarto estaba FINALMENTE en un primer piso. Mi ventana daba al garaje y no teníamos ninguna alarma, solo una puerta más de la que nadie tenía porque darse cuenta. El plan perfecto.

Pero no.

Parece que mi madre siempre vio en mí este gen con complejo de pajarito que busca salir de la jaula, y dijo que mi ventana bajo el techo del garaje me quitaba la luz, y la movió a la otra pared, la cual daba a su cuarto. Además le puso rejas, y además, mallas mosquiteras.

Qué problema.

Por eso entiendo perfectamente a Linus en el comic del día de hoy.

6.15.2006

Confesiones a un panda



Estimado Sr. Panda:

Mi nombre es Daniela y quiero contarle una historia que usted podrá pensar que no le interesa, pero la verdad es que sí le interesa, porque tiene que ver conmigo, pero también con usted.

Sucede Sr. Panda que yo estudio Publicidad y quiero de grande (si llego a crecer) convertirme en redactora publicitaria, aunque mi padre diga que eso no paga, y mis jefes creen que puedo trabajar bien en marketing. Al margen de todo eso, quiero ser redactora publicitaria y eso se lo debo a muchos muchos factores, pero entre los principales y quizá el primero de todos tiene que ver, como ya le dije, con usted.

Sr. Panda, lo que le quiero contar no es que se me haya ocurrido de la nada, ni es un invento tampoco. Lo que le quiero contar es màs bien una confesión. Creo que si la hago, como dicen que "la verdad nos hará libres", mi estancamiento creativo se librará y me dejará pensar mejor, sacándome el clavo, sr. panda, creo que que sacándome el clavo podré ser yo misma, mejor y en versión 3.0 plus y con todo el creative suite mismo photoshop. Sucede lo siguiente (oh caray, se me está haciendo difícil).

Sucede que en 2do de media, por la feria de ciencias nos invitaron a hacer a todas las del cole un afiche con motivo del evento. Y como algo tiene que ver, el motivo de los afiches debía ser medio ambiente. Yo quería demostrar, porque en esa época tenía un bichito creativo pero aún en forma de larva, que podía hacer algo mejor que el mundo consu curita más, o con su carita triste, etc. Yo quería algo distinto y como mi madre estaba subscrita a Newsweek en esa época, yo me ponía a leer la publicidad (sí, tenía 13 años pero me gustaba ver publicidad) y encontré una tuya, sr. panda.

Sí, acá es donde tú empiezas a tener algo que ver.

He googleado mucho pero nunca he encontrado ese aviso que vi esa vez, pero te cuento que era más o menos algo así. Con la foto más o menos así, con esa iluminación, y con un titular casi exacto, más no podría jurarte nada porque no quiero jurar en vano. Pero esa era la idea, y me movió. Y me conmovió. Y me encantó.



Entonces... Sr. Panda, no se vaya a molestar. Pero lo copié.

Sí. Plagié.

Use la idea, dibuje la foto y traduje el titular. Y mi afiche fue elegido como el primero de mi clase. Y me sentí orgullosa, y pocos lo sabían. Pero era de usted.

Que la verdad me haga libre, sr. panda. Perdóneme usted y el gremio se abrirá nuevamente a mí. Espero que una vez hecha mi confesión, pueda conseguir mis objetivos.

Mil gracias.

Atentamente,

Daniela

6.14.2006

Gracias Cinemark

Ha sido una sorpresa -una MUY grata sorpresa- enterarme que por fin fue abolido en Cinermark (al menos en el del Jockey Plaza) el video introductorio de la pareja de gatos que te daba el ABC para comportarte como un público decente.

Gracias!

Uno iba al cine a ver lo que espera va a ser una buena película y lo primero que se encontraba era la terrible historia de con ese gato arrogante que era convertido en papelito por la bella moza, probablemente basada en un personaje de la época de Casablanca, la cual se conformaba con que su novio le trajera canchita y chicha morada, luego de haber pasado tantas incomodidades como esperar sola en el cine, ser fastidiada por un Fonzi bien a la chamarra, haber soportado al bebé que lloraba, al imprudente que hablaba por teléfono y el cigarro en el cine. Todo eso, y el novio que se venía de la playa (seguro que no chambea y ella le invitó la entrada) solo necesitaba una canchita... y la gata que parecía tener tanta personalidad...

Pero no, ese celular que ladraba cual perro herido, al menos a mí, me quitaba las ganas de ver cualquier otra cosa. Pero no, no más ese videito idiota.

Prefiero las filminas que daban las instrucciones a su manera, antes de los avances de las películas que quizá no veré porque debo ponerme ya a hacer tesis.

Gracias Cinemark. Ahora, si es que quieren usar nuevamente la técnica del video, denle un toque más de historia y prohiban también el ingreso a las señoras que hablan durante toda la película, y la comentan y preguntan qué pasó si no pudieron terminar de leer los subtítulos. Gracias una vez más.

El gato sin botas

Más tiempo que mis 4 perros, mis enamorados, amigos y jeans "chochera" ha vivido Nica en mi casa.

Llegó pequeña, muy pequeña. Mi hermana quería un gato y mi papá encontró este en la salida del club. Lo llevó aunque nunca fue sólo de ella. En realidad, nunca fue de nadie.

Mi madre le puso Nica por ninguna razon realmente. Primero dijo "se debe llamar Annie, como la huerfanita". Ay mamà... nica que se llama Annie... Annie...ca... Nica. Conclusión: un extraño juego de palabras que derivó a una palabra inexistente o incompleta, tuvo como resultado un gato gris, chusco y sobrealimentado llamado Nica (pero quizá nunca respondió a su nombre), un gato chusco que a punta de Cat Chow y demás engreimientos, se convirtió en una gata casi fina, de suave pelaje y pomposa y ostentosa cola peluda.

- chusca? ese gato no es chusco!
(bueno, si me pagas por él, entonces te digo que no es chusco)

Al poco tiempo de tenerla, me enfermé. No sé si fue mi apendicitis o un principio de bronquitis que me dio por ahí. El punto es que en esa seamana, Nica y yo congeniábamos súper bien. Ella necesitaba mimos, yo también. Veíamos la tele, dormíamos juntas en el cuarto de mis padres y hasta conversábamos.

Cada celo de Nica era un problema. Se armaba el bacanal en el techo y no dejaban dormir a nadie. Dicen que el gato tiene el organo reproductivo con escamas... o algo así. Yo les creo, porque lo que sucedía allá arriba no era el disfrute de nadie, sino una pequeña matanza que se hacía eterna antes de terminar. Al final, tuvo 3 ¿camadas? de hijos. Primero dos, luego cuatro, luego seis. Cada embarazo la maltrataba, se ponía muy flaca, muy débil y muy huraña. Por eso decidimos evitar una cuarta y
quitarle el privilegio de ser madre nuevamente con una operación. y creo que nos lo agradece.

Antes Nica nunca estaba. Hoy es parte de la casa, como también lo son la colección de copas de mi padre, o la de esculturas de mujeres de mi madre. Siempre está y siempre duerme. Despierta para convertirse en hija y pedir engreimientos a todos (léase, comida), y no para hasta conseguirla. Aprendió a abrir la puerta de donde guardan su comida, a subir en tiempo récord por la ventana al techo cuando entra al perro grande y a llevarse bien con mi perro chiquito.

Cuando mis amigos conocen a Nica, se da siempre el mismo diálogo:
- Gato? tienes un gato? Hace cuanto?
- No, no tengo gato. Pero hace 9 años que ella nos tiene a nosotros.

6.13.2006

Sexo, luego existo*

Hoy cuando paso por la Javier Prado, veo un panel enorme que dice “Estoy corriendo porque quiero tener mejor sexo”. La palabra “sexo” resalta más que cualquier otra palabra en el panel y hace que ese panel, además de por ser naranja, resalte entre todos los otros paneles de la Javier Prado. Como parte de la misma campaña, escucho a un sujeto en la radio repitiendo una y otra vez la palabra “sexo”; lo primero que pensé en ese momento fue “qué atrevido, me gusta”.

Personalmente, me parece divertido cómo el sexo puede ser capaz de reunir tantas opiniones distintas, cómo es capaz de movilizar masas enteras y llamar la atención con tanta facilidad. Además, es tan inspirador que ha permitido ser la base de tantas piezas de arte: desde la literatura, hasta el cine; desde la pintura, hasta la música, pasando por la escultura. Es tan poderoso que ha logrado marcar la historia en un antes, un después y hasta en un post-después. Curiosamente, siempre siendo igual, pero siempre hay un nuevo “destape” que marcará una nueva etapa en donde miraremos distinto la sexualidad.

Rober Darnton, en su artículo “Sexo para pensar” afirma que “el sexo no es simplemente el tema sino la herramienta que se emplea para destapar la cubierta de las cosas y explorar sus mecnismo internos (…) ayuda a que las cosas adquieran un sentido”.

En mi opinión,no creo que el sexo sea capaz de darle sentido a todas las cosas, pero no descarto que son muchas las que pueden ser enfocadas a partir del sexo. Como también lo dice Darnton, en su artículo, el sexo es una forma de descubrir distintos patrones culturales. A partir de ahí, desprendo que también podría descubrir patrones de vida, com podría ser, mi vida.

Si yo trazara mi vida a partir del sexo, no vería una línea recta, ni tampoco una sola línea. Sin darme cuenta (porque al comienzo no me daba cuenta), el sexo llegó a mí de distintas partes y de distintas maneras.

El Enfer (también llamado el Villa María)

A pesar de estar en el 2005, el Villa María no puede jactarse de ser un colegio del siglo XX. La educación que recibí en este colegio es casi comparable a la Francia del siglo XVIII.

“La religión, no el sexo, determinaba las principales líneas de demarcación de lo ilícito” (Darnton, 1994)

Estábamos vigiladas por monjas que nos obligaban a vernos como ellas. Podría citarlas de memoria cuando decían “¿por qué tener la falda tan alta en un colegio de mujeres? ¿A quién van a impresionar?”. Como consecuencia, nos obligaban a tener la falda a la mitad de la rodilla, las medias, ligeramente más abajo permitiendo mostrar una pequeña franja de pierna. La blusa, nunca fuera de la falda y la chompa, si la tenías puesta, debidamente abotonada.

Vivíamos regidas bajo los 10 mandamientos, los cuales me obligaron a, varias veces, confesarme por “haber tenido pensamientos impuros” (y cuando una vez tuve que decir “haber cometido actos impuros”, lo hice con la cara colorada y casi convencida de que nunca lo volvería a hacer por no poder soportar la idea de tener que decírselo al Padre cada vez que ocurriese de nuevo). Para esto, “pensamientos impuros” era un eufemismo para “sexo”, ya que esta palabra no era parte del vocabulary que aprendíamos en el colegio.

Nuestras clases de eduación sexual empezaron, creo, en cuarto de primaria. Alguien tenía que decirnos qué estaba por empezar a ocurrir con nuestro cuerpo. Obviamente, lo hicieron con videos, no tenían pierde. Al final de la exposición, cada una recibió una toalla higiénica de regalo, la que fue para muchas su “primera mimosa”. En mi caso, la utilicé para ver si lo que decía la publicidad era cierto, le eché aceptil rojo y comprobé su absorvencia.

De ese tema, no se avanzó mucho más por bastante tiempo. En quinto de primaria seguían hablando de la menstruación como si eso fuera el único contacto que ibamos a tener con el sexo en toda nuestra vida. Luego empezaron a hablarnos del hombre, como si recién se hubieran acordado que Dios también creo un Adán. Primero, usaron diapositivas ilustradas, luego videos ochenteros que hablaban de las relaciones en pareja. Ya estabamos más cerca (también, ya teníamos 15 años).

Una vez que ya sentíamos la evolución, entramos a cuarto de media con la clase de religión de Sister Isabel. Sister Isabel nos dijo que las relaciones sexuales debían reservarse para después del matrimonio y, únicamente, con fines reproductivos. Para ese momento, pensaba “Dios, yo te adoro, pero esto se está volviendo difícil”. Finalmente, Sister Isabel se coronó con el video de “Vírgenes recicladas”. En este video, adolescentes daban testimonio de cómo se habían dado cuenta que tener relaciones sexuales fuera del matrimonio había sido un error, pero estaban decididos a reiniciar su vida y a sentirse vírgenes nuevamente y esperar a contraer el sagrado sacramento. O sea, se mintamos porque ESO nunca pasó.

Cuando pasó cuarto de media, llegó en quinto la Sister Patricia con su clase de educación sexual. Nos enseñó la forma de tener relaciones sexuales sin la necesidad de buscar la reproducción, habló de los métodos naturales y, brevemente, de los descartados métodos artificiales. La clase se aguantaba la risa cuando nos decían que podíamos evitar el embarazo dependiendo de nuestra mucosidad cervical, la cual debíamos tomar con nuestros dedos y ver qué tanto se estiraba para saber si estábamos en nuestros días fértiles.

Felizmente, el Villa María era un colegio y no un internado. Podíamos tener contacto con el mundo exterior; es decir, el mundo real.

En la parte alta de la Biblioteca, mi casa

Mi primer contacto con la literatura erótica fue en mi casa, aunque no fue precisamente literatura lo que encontré. El librito se llamaba “El SEXO de Fontanarrosa” y eran unos cómics underground donde el tema central era el “destape” sexual en Argentina. No sé por qué me gustaba revisar una y otra vez este libro de historietas que estaba guardado detrás de una puerta en nuestro estante de libros. Los dibujos, como dibujos, eran realmente feos. Las mujeres tenían los senos, o muy en el estómago, o muy en el cuello; los hombres tenían grandes narices y panzas deformes. Y los chistes… no eran chistosos.

- “Vieja, con este calor… ¡Qué lindo sería tener un negro grandote que te abanique”
“Aunque no te abanique, viejo… aunque no te abanique”

- “Viejo… hay momentos en la vida donde uno tiene que reflexionar sobre los cambios que se orginan, las mutaciones sociales, la caducidad de ciertas convenciones, el despertar de sensaciones imaginarias… Bueno, la nena te va a mostrar la mallita que se compró para este verano”.

- “Hay indicios de que estoy comenzando a ser un artista realmente famoso, Raquel. Ya se comenta que soy marica.”

Fontanarrosa, 1987

No fue hasta muchos años después que por fin pude comprender la mayoría de los chistes de este libro. Por mucho tiempo culpé a al humor argentino: “se ríen de cualquier cosa”, pensaba. Esto alimentado también por los chistes de Les Luthiers que mi padre escuchaba en el carro. “Se llamaba Oblongo, que en dialecto suahili quiere decir más largo que ancho… (risas de fondo)”. Nada. Vivía rodeada de sexo y yo ni me inmutaba.

Varios años más tarde, salí del estante de libros y pasé a la biblioteca de mi madre. Ya en el colegio me empezaban a hablar de sexo pero sospechaba que la información me llegaba incompleta. Sumado a esto, estaba la televisión y el cine, que sin ser pornográfica, me daba a entender que la vida era totalmente distinta a los libros de religión.

Aparentemente, y yo tardé en darme cuenta, el trabajo de mi madre giraba en torno a la sexualidad. Los libros que tenía en su biblioteca hablaban de género, los derechos humanos, los derechos de la mujer y el niño, salud reproductiva, enfermedades venéreas, estudios de población, etc. Además, había colocado, estratégicamente, libros de educación sexual para adolescentes que yo devoraba como un niño leería hoy el último libro de Harry Potter. Además, esa colección era como mi pequeño Labrouse, recurría a él siempre que tenía una duda y lo mejor de todo, era que siempre la resolvía. Extrañamente (o quiza por este mismo motivo), nunca conversé de esto con mis padres. Nunca lo vi tan necesario.

Volviendo a la biblioteca de mi madre, un tema recurrente llamó también mi atención: la igualdad de género, los derechos de la mujer.

Todos somos sexuales

La historia moderna dice que la liberación femenina se inició con la aparición de la píldora. A partir de ese momento, la mujer podía decidir libremente si tener o no relaciones sexuales sin preocuparse de un posible embarazo. Sin embargo, en la literatura francesa, la liberación de la mujer empezó mucho antes, aunque también con un método anticonceptivo.

“Ante el carácter de la demografía y de la obstetricia del siglo XVIII, los cálculos de Thérese resultan perfectamente comprensibles, igual que su respuesta: masturbarse primero, y luego el control natal a través del coitus interruptus al final.” (Darnton, 1994)

A partir de los libros de mi madre y de ella como mujer, adquirí un pensamiento distinto al aprendido en el colegio. En las misas del día de la madre, cantábamos una canción que decía lo siguiente:

Porque lavaba, también cocinaba
Reía y lloraba
Sin preocupación
Y también por su hijo luchaba
Para hacer que el mundo fuera mejor

Era una canción dedicada a María, el modelo de mujer de toda buena villamariana. Sin embargo, el discurso de esa canción –la que además cantábamos con mímicas en donde restregábamos ropa y removíamos ollas- era realmente machista y. Aunque nunca tuve un discurso feminista porque tampoco llegué a pensar que eramos mejores que los hombres, yo sabía que, a pesar de no poder definir su profesión, ya no quería ser como María, sino como mi madre.

Hoy día entré al baño y encontré una de las revistas de mi hermana. La tomé pensando que me ayudaría a probar un punto en mi ensayo. Titulares de portada:
Sex Tricks. Needed: a few simple props and a very naughty attitude
What he’s really thinking after sex


Unas horas más tarde, veo a mi hermana arreglándose para salir. Mi mamá la mira y empieza a criticar que su polo tiene ya demasiado escote, a lo que mi hermana le responde “si las tenemos al frente y al centro, es para que las miren”. Mi mamá se ríe. Esto no se lo enseñó ella, se lo enseñó Cosmopolitan.

El sexo nos hará libres

Finalmente, contra viento y marea (siendo viento el colegio y marea, mi padre quien aún cree que una señorita no debe ir a la casa del enamorado) dejé de leer, hablar y oir de el sexo y empecé a escribir, hablar y oir de mi sexo.

Dado que mi liberación fue paulatina, el cambio no fue tan drástico como quien, luego del primer orgasmo, abre los ojos y empieza filosofar en la cama. Sin embargo, han pasado algunos años después de mi primera relación sexual y no dejo de comprobar que el sexo sigue dándome qué pensar.

-----------------------------------------


*Ensayo que, como parte del curso de Etica, presenta la alumna Daniela - octubre de 2005
* Entiéndase el sexo, no como el puro y duro hecho de tener relaciones sexuales, sino como la serie de descubrimientos que giran en torno a el y a la sexualidad en general.

6.12.2006

Salidas/Departures

Comían una hamburguesa en el food court del aeropuerto, no se decían nada pero se miraban mucho. Él le decía que la iba a extrañar, ella respondía con un extraño "me also", mientras bajaba la mirada y veía el pasaporte de comunidad europea que estaba sobre la mesa, luego se hundía en él y recordaba el día en que se conocieron en Larcomar. Ella caminaba con una amiga, él trataba de descifrar el sabor de la bembos peruana y ella se acercaba a pedirle la hora.

Lo que vino después fueron tres semanas de necesidad, romance y soledad en un país extranjero. Era lindo oir "conocieron al gringo de Yanet?", la colocaba en un nivel superior en ese momento, y ahora, la colocaba en la zona de salidas/departures del Jorge Chávez.

El llamado a los pasajeros fue como la campana que daba fin al recreo. Tomaron sus bebidas y caminaron.

- Don't go
- I don´t want to go

Durante el abrazo, ella botó lágrimas de cocodrilo (qué tanto lo quiero, en verdad?), él hizo promesas que no iba a cumplir (will i ever come back?) y terminaron con un beso que le hacía sentir a ella que en verdad podía amarlo, y a él recordar todas esas noches en su cuarto de hotel. He smiled. Ella no.

Él partió.
Ella dio la vuelta y se fue.

Él abordó, le guiñó el ojo a la aeromoza y se puso a pensar que estaba cansado y que qué genial sería si el cuerpo humano fuera como un celular nokia que sólo necesita un par de horas para recargar baterías y poder aguantar un día entero de uso continuo. Pero ni modo, además tengo 11 horas de vuelo.

Ella piensa que buscará a su amiga mañana y se irán juntas a Larcomar.





He smiled again.
Ella también.

6.10.2006

Ya soy mayor de edad!

Yo era la única chica entre 5 caballeros en la noche de ayer, en el pub aleman (a.k.a.Treff). Tomaba un vodka tonic en paz cuando se acerca un muchacho y me habló.
- Tú vienes seguido acá?
(mu se extraña -no ve que estoy rodeada de chicos, me estás gileando o qué?-)
- Perdón?
- Que si tú vienes seguido acá?
- Bueno... sí, relativamente seguido.

(tengo pruebas, mira!)



- El administrador me ha pedido que te pregunte, porque no permitimos el ingreso de menores de edad...

.
(no basta con tener aún mi dedo manchado
por la falta de interés de lavarme el indeleble?)
.
(no es suficiente ser más alta que el promedio femenino
de la población peruana?
-SI! MIDO 2CM MÁS QUE EL PROMEDIO... 1.53 y lo celebro)
.

- eeehh... sabemos que la señorita parece de quince años, pero es mayor de edad
- no se preocupe, yo le digo
- gracias

Cuando recibí la primera comunión, un domingo fui a comulgar en misa y antes de decirme "cuerpo de cristo", el padre me preguntó si ya había hecho la primera comunión. Me distrajo tanto que le dije amén, luego le dije sí, luego no sabía que hacer y me embutí la hostia pensando en cualquier cosa menos en el cuerpo de cristo, quizá pensaba que esto era una oblea con poco manjar blanco.

Ayer me sentí igual en el pub alemán. Y a mi vodka le faltaba manjar blanco.

6.09.2006

Si "mis documentos" hablaran...

6.08.2006

Mis jeans chochera

Dicen que el mejor amigo del hombre, es su perro.

Su perro es fiel
Su perro es el mejor compañero
El único que lo aguanta.

Pues señores, el mundo ha vivido equivocado conmigo. Comenzando porque mi perro no es mi mejor amigo, sino que es mi medio hermano. Pero esa es otra historia.

Mi mejor amigo, mi pata, mi yunta, mi brother…
… son mis jeans.

Y NO CUALQUIERA
MIS JEANS CHOCHERA
(rima!)

De especial no tienen absolutamente nada. No tienen ningún bordado, ninguna costura loca. Nada. Tiene unos bolsillos terribles en la parte trasera que empequeñecen (más) lo que alguna vez fue grande (dietas del mal).

Cada cambio de temporada o cada limpieza de cajón, me voy dando cuenta del valor de estos jeans. Miles pasan a ser descartados. "ya no me quedan", "ya no me gustan", "ya no me quedan", "ya no me quedan".... Pero cuando llego a estos... "un año más". Y a veces creo que serán eternos.

Llevamos cuatro años juntos y nunca pasarán de moda para mí. En una época, fueron mis jeans toneros; luego pasaron a ser mis jeans salida diurna, hoy son mis jeans caseros, mis día a día, mis jeans de chamba o de domingo.

Más de cuatro años!
Más qeu cualquier enamorado con el que haya estado.
(no se ofendan señores, pero deben de aceptarlo)
He choteado chicos, pero a ellos no. Son "the one". El prototipo ideal.

Mi jeans no me critican si estoy en mi época flaca, o si estoy gorda.
Estos me soportan como sea. Siempre entro.
Mis jeans no se ofenden si un día no los quiero, lo entienden perfectamente. Tampoco se quejan si es que creo que apestan, si se los digo y los mando a lavar, no se resienten, y algunas veces, igual me los pongo.

Me cuidan del frío, de mis golpes y mis caídas. Son mi protector.
Me acompañan a clases, a chambear, a todo. No me dejan nunca.
Nadie más usa mis jeans, nadie. Son fieles.
Se ensucian conmigo. Se la juegan.

Creo que los quiero mucho.
Mejor me callo, que esto está por degenerar.

6.07.2006

Lo peor de las mañanas

Lo peor que te puede suceder en las mañanas es que, a pesar de ser la primera en levantarte, eres:
- la que más tiempo se toma haciendo el desayuno
- más tiempo se toma tomando su café
- la única que le dedica tiempo a visitar sus 5 webs favoritas todas las mañanas
y como resultado...


... ser la última en entrar a la ducha


... cuando ya todos se bañaron y acabaron...

EL AGUA CALIENTE


Pero lo mejor de todo, es cuando a pesar de todo...

te ves sonriendo
en Javier Prado, a las 9:10am

(y son las 9 y 10 porque estás más tarde que de costumbre por la procrastinación de postear en tu blog)

:)


No te ha pasado que estás caminando
y de la nada te das cuenta que estás sonriendo?

Hoy me pasó.
Qué mostro.

6:45am - el celular despertador

9:10am - Javier Prado con Paseo de la República

7:00pm - Clase de Marco Legal

11:57pm - Posteando
Y yo sonreía.
Qué mostro.

6.06.2006

Ericmu y un collage de ideas

1 Lo conocí leyendo a Tolkien, mucho antes que se ponga de moda por un gordito que quiso llevarlas a Hollywood. Me contó de un pata que no sólo escribía ficción, sino que también había creado mapas, un idioma y nuevas especies.
A veces creo que él se escapó de uno de estos libros para venir a mi mundo,
y lo agradezco… mucho.


Frodo: Go back, Sam. I'm going to Mordor alone.
Sam: Of course you are. And I'm coming with you.

2 El sábado, entre vodkas y cervezas, traté de decirle lo grande que él es para mí, pero no logré articular palabras. Quizá era cuestión de poner nuevamente su zapato al lado del mío, y decirle “así de grande, así”.















Pero no se me ocurrió.


Oh baby with your pretty face
Drop a tear in my wineglass
Look at those big eyes
See what you mean to me
Sweet-cakes and milkshakes
I'm delusion angel
I'm fantasy parade
I want you to know what I think
Don't want you to guess anymore

(Street Poet en Before Sunrise – 1995)


3
No hay chico con el que yo haya salido, al que él no se haya acercado a decirle “no te atrevas a hacerle daño a mi amiga”. Es mi héroe, aunque a veces haya sido yo la mala de la película.
Y me entiende.

Cuando peor me sentí, él estaba al otro lado de mi puerta, totalmente agitado de haber corrido –literalmente- en mi auxilio. Me bastó con que me secara las lágrimas para saber que todo pasaría, menos su amistad.


For you are all equally blessed.
For I have the pride, the privilege, nay, the pleasure
of introducing to you to a knight, sired by knights.
A knight who can trace his lineage back beyond Charlemagne.
I first met him atop a mountain near Jerusalem,
praying to God,
asking his forgiveness
for the Saracen blood spilt by his sword.
Next, he amazed me still further in Italy
when he saved a fatherless beauty from the would-be ravishing
of her dreadful Turkish uncle.

(Chaucer en A Knights Tale – 2001)


4
Juntos somos un par de niños. Somos lornas. Presidente y presidenta en el fabuloso mundo de la lornitud.
Y nos divertimos.

One for all
And all for one


5 Pero a eric no le basta con conquistar amigos (vive bajo el slogan “yo quiero tener un millón de amigos), ni conquistar padres (sobón y cariñoso como nadie), tampoco con conquistar Lima (dueño de cada calle, bar y rincón).

Eric también conquista montañas con su fiel escudero Kike y ahora se va a conquistar Holanda.

Porque como dije anteriormente, él se escapó de un libro de Tolkien
Ahora el mundo es más grande y su aventura recién empieza.


William: Father, I am afraid, I won't know the way back home.
John Thatcher: Don't be foolish, William, you just follow your feet. …
(William chibolo en A Knights Tale – 2001)


MU: Willy, do it your way

6.05.2006

Dedicatorias

En mi vida, me han regalado libros varias veces. En muchos casos, libros que no valoré hasta muchos años después. Me pasó por ejemplo cuando yo tenía quiza 13 años y mi padrino me regaló "El hombre que contaba". Luego del cordial agradecimiento, acompañado de la más cordial sonrisa, seguido por un -también cordial- abrazo, deposite el libro cuidadosamente en la biblioteca de la casa.

Lo encontré varios años después. no había mucho que hacer en esas vacaciones y decidí darle una leída. Me encantó.

Sin embargo, entre los libros que he recibido como regalo, sólo dos han tenido dedicatoria, una de ellas muy básica

Con Cariño, para Daniela de Gloria Andrea.
9/11/90

Pero la otra me encantó. Y ayer que vi el título entre los libros del Starbucks me acordé.

Estábamos en La Noche de Barranco. Toño Angulo presentaba su libro "Llámalo amor, si quieres - Nueve historias de pasión". Esa noche compré el libro y decidí pedirle su "autógrafo", no como se le pide a un ídolo de rock, pero sí como se le pide a alguien que admiras de cierta forma.

Ayer en Starbucks no me acordaba bien las palabras. Hoy abrí el libro y volví asonreir.

Llámalo amor,
si quieres
Nueve historias de pasión

Para Daniela,
estas historias de pasión
que en nada compiten
con la suya.

Con inmenso cariño
Toño
07/12/04

Y es que puede haber escrito eso en más de un libro, pero mientras esté en el mío, lo siento mío.

Arriba y abajo

El viernes Kike nos hizo evaluar nuestro año. Ya estamos a la mitad, en el mes seis. Fue interesante ver los logros del año. Lo que nos había hecho feliz.

Ahora se me dio por evaluar mi hoy. Hoy mi día estuvo tan dividido como el voto del pueblo. Desperté contenta pero con un humor de eme.

Los bad del día
- fuckin dieta (perdiéndome el almuerzo criollo de mi casa)
- mi error en el tráfico (bien lorna, me metí en la calle al costado de la richi: 2 cuadras en 30 minutos)
- improductividad total. Mañana tendré que faltar a clases.

Los high del día
- el despertar de las mariposas
- el capucchino casero de la mañana
- el agua que me invitó eduardo (precisa)
- la caminadita a starbucks
- bayly en casa de eric

No hay como terminar un domingo con un café y viendo tele con tu grupo de amigos. Tachó en una a los malos.

6.04.2006

Antes de las 4pm

Me levanté con un inicio de gripe, dolor en los brazos como si hubiera estado haciendo algún tipo de ejercicio ayer (y que recuerde, no he hecho nada). Me duele la cabeza y el día gris queda perfecto con lo que está por suceder hoy. No es un domingo cualquiera.

La política es un circo hasta el día de las elecciones en donde solo quedan los ambulantes que venden algodón, manzanas acarameladas y canchita a la salida.

Hoy las calles avanzan lento.
Los autos miran hacia abajo,
la gente también.

Nadie te pregunta por quién vas a votar. Para qué? No hay muchas opciones. ¿el menos peor? En realidad, no hay opciones. Nadie tampoco comenta por quién votó. No es necesario. Y en mi casa, mi familia está más preocupada por la hora en que servirán la comida que por el flash que se anunciará en 8 minutos.

Yo no voté. Lo que hice fue poner una gran X como las que pone un maestro antes de poner un gran cero en el examen. Esa misma X estuvo sobre el rostro de mi candidato “preferido”. Y bueno, coincidentemente, eso es válido.

Sé que estoy sonando pesimista. Pero más que todo es apatía combinada con el cielo gris, la gripe incipiente y el dolor de cabeza.

No puede ser tan malo.

Espero que sea más que un “menos malo”

Espero que sea bueno.

Despertaron!

6.03.2006

Secate la ley II

La publicidad es una de mis pequeños placeres.

Tanto así, que parte de "las pruebas" que tomo a mis potenciales novios es sentarlo a ver televisión conmigo, y que me soporte cuando al momento que entra la tanda, no voy a cambiar. Repito: NO LO VOY A HACER. Es más, cuando no encuentre nada que ver en la tele. VOY A BUSCAR PUBLICIDAD. Si te quieres parar, hazlo. No me jode, pero no me cambies el canal cuando estoy buscando publicidad. Sucede lo mismo en la radio, y pasará lo mismo cuando estoy leyendo un buen aviso de revista y me pases la página. No lo hagas. Porque te perdonaré al comienzo. Pensaré "caray, es un detallito... y es taaaaan lindo", pero más tarde no te lo voy a permitir, me voy a molestar y yo me molesto sólo por cojudeces -como estas- y me cuando lo hago me pongo bien fea.

Hoy entre los cachibaches de mi cuarto encontré una separata que repartió un profesor el ciclo pasado. El primer aviso es un tipográfico de la cerveza Quilmes. Quería compartilo, porque me gusta y porque hoy hay ley seca y sé que el 90% de la población buscará la excusa para secarse la ley. Entonces, este sera otro motivo para hacerlo. Ya entenderán.

PS: Lo escribí tal cual. Es decir, en argentino.

"
Vos por ahí pensás que la espuma y la cerveza
son una misma cosa. Error. Gran error. Mirá
una botella de Quilmes cerrada. ¿Dónde está
la espuma? La espuma viene de otro lado.
Y ésa es la historia que casi nadie conoce.
Se supone que todos tenemos una especie de alma
gemela en el universo. En el caso de las personas
está clarísimo. En el caso del sol es la luna.
Y aunque no lo creas, en el caso de la cerveza
es la espuma. ¿No viste que a veces te servís
con el vaso bien inclinado, despacito, y sin
embargo tiene espuma? Si te trajera a un
científico, frío y calculador, empezaría
a explicar que la reacción de la cerveza,
al entrar en contacto con el aire y bla bla
bla. Pero la verdad es ésta. la cerveza
y la espuma tienen onda. Y cada vez que
pueden se encuentran en tu vaso. Así
que ahora, cuando te digan "¿Con
espuma o sin espuma?", aflojá. Dejá
que tu Quilmes se divierta un rato.

"

Mi cuarto no me habla

Los sábados es uno de los pocos días en los que realmente "disfruto" de mi cuarto. No tengo que ir a chambear temprano, no tengo que ir a la universidad, no tengo que hacer absolutamente nada... salvo trabajos. Y para eso me quedo en mi cuarto.

Me deprime.

Cada vez más me doy cuenta de lo poco comunicativo que es mi cuarto. Es tan apático... está peor que yo sin mariposas, y además de todo. Es feo.

Lo pedí amarillo. Lo pintaron crema.
Pedí madera. Le pusieron bordes rojos.
Quería luz. La ventana está frente a una pared que le quita todo tipo de iluminación.

además y todavía.. es un caos. Debo admitir que eso dice mucho en verdad... que soy un caos. Pilas de libros, papeles y cuadernos a un lado. Una esquina de discos que nunca escuché. Papeles en el suelo. Tazas vacías de café. Montón de cachibaches de los que no recuerdo su origen.

Estar en mi cuarto me deprime. Sólo me quedo por mi computadora, que es lo único mío que me refleja. Y no por la pantalla, porque es de plasma. (jeje).

Sin embargo, todavía hay otro rincón. No tiene vacas, pero tiene fotos. Tiene el gorro canchero que me regaló mi mejor amigo en segundo ciclo, tiene el burrito que me regaló mi primer enamorado por nuestro primer mes. El birrete de graduación de Guil que me regaló cuando se fue a Atlanta por primera vez. Mis fotos del curso de fotografía, mis mejores amigos y unas velas que aún guardo con cierto cariño.

Esta repisa es como esa zona importante dentro de un museo, la exposición especial, la misma que se anuncia en las banderolas de afuera. Son las piecitas de mi vida que podrían decir un poco como fui y como soy. Como aquellos huesos que indican que ahí hubo vida animal, pero a pesar de lo que se creía, eran ovíparos y herbívoros, y no murieron por un meteorito.

6.01.2006

No entiendo

Porque se llama chupete si siempre terminamos mordiéndolo? Debería llamarse entonces “mordete” o algo así, lo que sonaría un poco argentino, no? Oye? Querés un mordete?

(Qué roca, pero hablando de rocas, al menos estas no se podrían morder, pero sí chupar… entonces si serían chupetes de verdad.)

Volviendo al chupete. Cuál es el apuro por llegar al chicle? A este se le acaba el sabor al toque y nos jode. En cambio, al chupete no se le acaba tan rápido… hasta que lo mordemos. Terminando en el efímero y fugaz chicle.

Cuál será el apuro?

Y que tan feliz?

Entre las campañas de intriga que recuerdo, pocas me causaron tanta ... intriga... como lo está haciedo esta. Caray, me pintan un edificio entero de azul, le ponen un vinil con una barra de chocolate (clásica y aburrida) en la parte superior y me dicen "pronto un chocolate que te hará feliz".

Más adelante, yendo lentísimo por Javier Prado (estoy probando nuevas rutas para mi nuevo local) veo "pronto el tráfico de Lima te hará feliz". NO! Eso sí que no te lo puedo creer. Pero qué tiene que ver con el chocolate?

Un poco más adelante... otra valla al medio de la Javier Prado (maldito tráfico y yo nada feliz mientras pienso en la aguja de la gasolina), esta me dice que "hasta la película más aburrida te hará feliz". Caramba! o sea que ahora sí me van a gustar las crónicas de viaje, el documental del grupo de ancianos que se van a ver los campos de concentración nazi... qué bueno. Pero sigo sin creerte, y sobre todo por la idea de que eso no tiene nada que ver con un chocolate, e insisto que no creo que éste me haga feliz.

En verdad están hablando de un chocolate?

Mariana me acaba de decir que está comiendo muss, que asumo es de chocolate, y me imagino que eso la pone feliz. Hoy me regalaron un Olé olé, pero no me lo comí. Lástima que no soy muy chocolatera, aunque no descarto que un pequeño sublime acompañado de un café me puede poner muy pero muy feliz. Fácil este viene con un mapa de rutas para evitar el tráfico en la envoltura o es una extensión de linea para los Chi-chistes, ahora en forma de barra de chocolate.

Sea lo que sea, dada la coyuntura y el domingo que se viene, creo que a nadie le caería mal un poco de felicidad. Regalarán chocolates para poder tirárselos a nuestros candidatos?