5.30.2006

Danza en los dedos

Estaba terminando mi plato de omelette de claras de huevo con jamón e iba a comentar como todo mi día había sido como ese omelette: un sinsabor. En la nueva oficina, tratando de acomodarnos, pero sin grandes aventuras, un día parejo en donde todo ocurrió tan rápido que ya son las 9.56pm y, aunque aun me quedan unas 3 horas de día porque tengo que estudiar, pasó volando.

Iba a escribir sobre eso, hasta que tipeé en mi computadora minimu. Y me distraje.

Cuando escribo minimu siempre me acuerdo de Guillermu. Me acuerdo de cuando Guillermu se me fue a estudiar a Atlanta y nos escribíamos un montón de mails, y hablábamos por mail todo lo que nunca hablamos cuando él estaba en Lima, hasta una vez que vino a Lima un día y yo ya había aprendido a tomar café y a apreciar las charlas de café y las charlas con Guillermu. Entonces tb empezamos a hablar en persona.

En atlanta, Guil descubrió que al escribir minimu era una danza entre el dedo índice y el medio. Dedos que se turnaban las letras y escribían a cierto ritmo poco típico: minimu... minimu... y lo escribíamos mucho, y nos reíamos. Al menos, yo me reía desde mi computadora. Él no sé como lo habrá tomado allá en atlanta.

En todo caso, estimado. Si me leíste en este post, qué bueno. Porque te lo dedico y a ver si nos vemos pronto.

5.29.2006

[ventana a] Lunes

Mi jefe estaba de vacaciones y yo tomé posesión de su sitio. Fue ahí que conocí a la ventana que me llevó a escribir mis primeros posts. Escribí solo tres pero muchos otros se quedaron en mi cabeza. Nunca escribí sobre el hombre vestido de harapos, siempre quise hablar de él e imaginarme un poco su vida, una vez lo vi caminando por la costa verde, pareciera que eso era todo lo que hacía, caminar. Nunca escribí tampoco sobre la semana de los choques. Dos días, dos choques, misma esquina. Tampoco hablé del rastafari que se puso a conversar con otro extranejero, parecían amigos que se veían después de mucho tiempo. Habían coincidido con mi esquina. Daba para más, pero me quedé con mis tres posts y las mil otras ventanas de mi vida. Pero a esta le tomé cariño.

Hoy Lunes es nuestro primer día en la nueva oficina. Se ve más moderna, bien acorde a la nueva imagen que queremos tomar, pero mi sitio no tiene ventana, tiene una gran pared. La ventana de mi jefe da al patio, no a la calle. Habrá que salir más seguido. Empezaremos buscando la bodega más cercana.

...

Y sobre mi ventana, espero que el próximo quiera también tanto a esos personajes. Me pregunto que irá a ser de ellos...?


5.28.2006

Turista en mi propia Lima

- Lista?
- Hmm.. sip!
- Vao!

Hoy tocaba darle un poco la vuelta al sábado tradicional. Alejandro venía a recogerme y Lucas tenía un lugar donde llevarnos.
Destino: Mega Plaza.
Provisiones: Jack Johnson en música de fondo, y dinero suficiente para almorzar.

Luego de manejar alrededor de media hora, llegábamos a lo que es el archi conocido y popular Mega Plaza, ese paso hacia adelante de la clase emergente. Mi primera impresión fue una duda entre si se parecía más un Jockey Plaza o a una kermesse escolar. Creo que tiene un poco de ambos.

Entramos por Max, que estaba en sus 8 días "R" pero esos 10 soles en mi tarjeta me impedían aprovecharlo, salimos por el patio de comidas (literalmente un patio). Nos acompañó un concurso escolar de música criolla a la hora del almuerzo y, por el tiempo, no logré terminar mi paseo por Tottus... es imenso. Pero me volví casi experta en distribución de supermercados y me enteré de algunos datos sobre el mercado de aceites (a propósito, si compran Primor Light,noten por favor el efecto de la gota dentro de la gota que se ve con su nueva botella, desarrollo industrial de Alicorp te lo agradecerá).

(Gracias Bora, por mis clases gratuitas de trade en super mercados y realidad económica peruana.)

Debo admitir que, a pesar que Mega Plaza fue divertido, el camino me gustó aún más. Lamentablemente, dejé mi cámara (celular) en el carro y solo pude tomar unas foticos en el regreso.





Otra media hora de camino de regreso, felizmente el tráfico era fluido, y luego de tanto gris, empezó a verse su poco de verde. Entrábamos nuevamente a Camacho y a nuestro lado, aún en la carretera, un micro con gente que se rebalsa por las ventanas nos trata de recordar donde acabamos de estar. Las canchas de Tenis desde el puente de Derby tratan de arrancarte con fuerza de ese recuerdo, pero no, mu es más fuerte y no se olvida. Amo mi Lima cochina.

Proximo Sabado: Minka!

5.27.2006

Eso es amor

En el camino, hice que todos los que estaban en mi carro lo vieran: una pareja arrancándose las pocas hormonas que les quedaban a punta de besos a la entrada de la calle de las pizzas. Digo pocas hormonas, porque las canas de él revelaban una avanzada edad, y a pesar de que era de noche, el negro del cabello de ella se veía opacado de tanto tinte. "Qué feo como chapan en público", pensé... y creo que tb lo dije.

Cuando llegamos, subimos y nos sentamos.

En una esquina, una pareja como pocas que se ven -y "se ven" no es lo mismo que "haber"- se portaban, no como la pareja de la calle de las pizzas. Ellos sí se querían y querían que todos lo supieran. Sentados en su esquina, como si fuera su propia y pequeña burbuja. Se miraban, se abrazaban, se besaban, se miraban nuevamente y se seguían abrazando. Extrañamente, no me molestó. Al contrario, me encantó verlos.

No eran hormonas, era amor.

Se fueron antes que Rafaela Carrá invitará a los presentes a hacer bien el amor en el Sur. Él le jaló la silla, él tomo su casaca y se la puso en sus hombros, él hizo lo mismo. Y se fueron. No sé si al sur.

5.25.2006

Cuando me doy risa

Cuando una va a la peluquería (no sè si esto le pasa a los chicos tb), se sienta a esperar al lado de mil revistas tipo Vanidades, Cosas, Cosmopolitan, Hola!, etc.

Y será el contexto, que uno no lee primero los artículos, sino que se fija en las fotos, específicamente en los peinados: "como quién me cortaré el pelo hoy?". Elijo y es mi turno. Voy con el dedo puesto en la revista, le señalo a la peluquera, le pongo mi mirada más retadora y le digo -con voz en cámara lenta y todo-: "quiiiieeeruuooo cuuuommmmo eeeellaaaa". La velocidad vuelve a la normalidad. Me siento y me pongo a leer, error.

Una vez que levanto la cabeza, mi pelo ya está lejos de ser como el de la revista, como era antes y como quería que sea. Pero no importa, todo crece.

Hoy me vi al espejo y me di cuenta por qué nunca sale como esperaba...


Como no lo había visto antes...?






mi cabeza es deforme!

5.24.2006

El sonido del mar

Tenía 6 años e iba a visitar a mis tíos a san bartolo

Como parte de la ambientación, tenían conchas de abanico enormes que servían de ceniceros y caracoles imensos que servian para escuchar el mar.

Eso fue lo que me dijeron: "pégatelo al oído y escucharás el mar".

Y eso hice: era hermoso, una mezcla de brisa con la espuma que se arrastraba en la orilla. Me quedaba pegada en el caracol y le decía a mi prima que cogiera el otro, que todos podíamos escucharlo. Que el mar estaba dentro.




Hoy en la chamba tomé un vaso de agua y luego de tomarlo, lo apoyé en mi cabeza, a la altura de mi oído. De pronto, estaba en el cuarto de mis tíos en San Bartolo con un caracol en el oído. Me quedé así un buen rato, como para ir y venir en el tiempo. Como para mojarme los pies en la orilla. Como para ir al km 50 y volver. Entonces, me di cuenta:

Mi vaso debe haber sido caracol en otra vida.

5.23.2006

Su casaca roja

Tenía frío y quiso ponerse una casaca, pero no una casaca cualquiera sino que combinara con la correa que se había puesto. Porque "no importa que estés en tu casa, los domingos hay que verse bien."

- De donde cuernos saco ahora una casaca roja?

Abrió su closet y no veía nada. Había dos cascas de jean, dos marrones, una crema... nada rojo (-que poco color tiene mi vida- pensó -aunque eso ya lo sabía-).

Para eso, desde la esquina del clóset se prendía cada vez más una luz roja. Porque ahí estaba, una triste y colorada casaca que se iba poniendo más roja y más colorada mientras más rechazada se sentía, seguro por aguantarse las las lágrimas, porque mojada iba a quedar aún peor "acaso no me ven? acaso no estoy acá? tanto me odian?".

Mu la vio. La vio al final de la fila y se peleó con el gancho que no se sepraba del clóset, quizá porque ya se había pegado a ambos por no haber sido tocado en...

"PROM 2000, joder, mi casaca de prom"

Probablemente no la usaba desde el mismo 2000. Desde un día en que se vio al espejo y dijo: es muy larga, el cuello muy grande y ni abriga. Además, mi firma es tan chica que podrían no creer que es mía. Qué fea casaca.

Y no importo que fuera domingo, y que había que verse bien y se la puso. Con su olor a guardado (total, no había que salir de casa) y la casaca se puso a mu.

Y se abrazaron.
Y combinaron.

Y podría contar como la casaca se conoció con toda esa ropa que mu tenía puesta y que en su vida había visto, pero ni que fuera tan volada. Si las casacas y las ropas no se hablan (que no es lo mismo que no hablen).

To mu or not to be - explicacion en 3 actos

(y con esto, será suficiente)

Primer Acto - Diciembre 1999
- Dani, hija... tú que andas todo el día en la compu... tú vas a estudiar estadística e informática... en la agraria.
- Pero papi...
- Yo sé qué es lo mejor para ti, y serás como tu mamá y estudiarás estadística e informática en la agraria.
- sí papi

Segundo Acto - Abril 2000
- Papi quiero ser comunicadora
- Pero hija...
- quiero ser comunicadora, papi...
- Ya. Pero estudiarás en la católica. Mañana empiezas la Trener
- Sí papi

Tercer Acto - Diciembre 2006
- Felicidades promocion 2006 de la UPC.
- Felicidades hija.
- Gracias, pa.
- Espero que seas una buena ejecutiva
- Pero papi...
- Ok, sé lo que quieras...
- Sí papi

Cómo se llama la obra?

To be.


To mu.


Just Mu it.

5.22.2006

Fito gets it

- Fito!
- Hola Mu, hoy te veo bien Mu
- Eso es bueno o malo?
- No sé, simplemente eres una Mu que está bien Mu. Por ejemplo, ayer Alan no estaba muy Alan.
- Cierto, Alan no fue nadita Alan.
- Y tu estás bien Mu
- Gracias :)

Luego pensé. Fito entiende.

Huevos y gallinas

Qué fue primero? El huevo o la gallina? Acaso no fue del huevo que nació la gallina? Pero quién puso el huevo? Fue antes que la vaca el primer mugido? O tuvo que haber primero una vaca para que pueda escucharse el primer MU?

No es desde que tengo mi blog que la gente me pregunta por qué Mu y la verdad, a veces ni yo misma recuerdo bien la historia y puedo tergiversarla por mala memoria. Les presento, señores, las hipótesis, y finalmente, la triste y dura realidad.

1. Mu y su complejo de vaca gorda
FALSO
Quien me lee y quien me conoce, sabe de mi obesidad mental. De él desprenden que yo me creo una vaca, y que por eso, por cariño, me dicen Mu, por pura identificación con mis congéneres. Temo decirles, que no, que aunque mi casa sea llamada el "establo", que haya tenido a "pollito" como novio alguna vez y que uno de mis mejores amigos me diga de cariño "vacuno", no quiere decir que yo me crea una vaca.
Primera conclusión: MU ES ANTERIOR A VACA

2. Pienso (en vacas), luego existo (mu)
FALSP
Es cierto. Tengo un polo con una vaca volando que dice New York, otro con una Vaca que dice Barcelona. Tengo una vaca amarrada en mi carro, una vaca que duerme en un flotador en mi cuarto, tengo un peluche de vaca, una pijama de vaquitas, una caricatura que acompaña a mi firma, un folder lleno de mis citas famosas con una vacalyn monroe, tuve una taza que se paraba en sus ubres (pero una tetilla se rompió) y tengo un tatuaje que dice Mu (miento con esto último). Regalo, regalo, regalo... Regalo, etc. Porque me dicen Mu, es que la gente me regala vacas. Las amo, pero nunca me he comprado algo de vaca (creo), no porque no quiera, sino que creo que tengo todo lo que hay de vaca.
Segunda conclusión: PRIMERO EXISTO, LUEGO MUJO... y después pienso

3. Mu, por mi apellido
PARCIALMENTE FALSO
Todo fue una forma de acortar mi nombre. De Daniela Mu*** A Danimú. Así de simple, pero es aún más simple.

4. La verdad de las vacas
Tenía 14 años, estaba en tercero de media, en una clase, muy aburrida. Como siempre que estoy en clase, con un cuaderno en blanco y un lapicero en mano, dibujo. Y esta vez, dibujé... No, no fue una vaca. Fue una china. Una china que de mú no tenía nada, pero cuando quise ponerle un nombre, le puse Danimú. Por que? No sé, a ustedes no les suena a chino? Dani-mu... No? Jaja. Eso es, ese es el motivo de mu. Claro, el mu sí vino de mi apellido, pero no por una vaca, sino por todo lo contrario: la mismísima china.

Hoy soy mu para todos. Danimu para algunos, minimu para otros. Soy mu en el colegio, en la universidad y en la chamba. Mu para mis amigos y los de mi hermana. Es más, mis amigos y mi hermana también son mu para mí. Somos un pequeño culto que se expande como un pequeñísimo virus.

Cuidado que puedes ser contagiado... y puedes quedar así:

(clic pa que le crezcan las ubres)

5.21.2006

Post Café


Una de las mejores ideas que se le ocurrió a mi nutricionista, aún mejor que la del día de las galletas, ha sido elevar mi metabolismo a punta de café.

- Mu, cada dos horas, tomarás una taza de café. Está bien?
- Gracias doctor, muchas gracias.
- Ah, pero en el almuerzo tomarás dos tazas, de ahí seguirá siendo una cada dos horas
- Gracias doctor, muchas gracias.

Si no lo he mencionado antes, tengo una cierta devoción por el café. Desde que lo descubrí, no lo he dejado. Debo admitir que fue algo similar a la cerveza: al comienzo era horrible, no era más que un sabor amargo en donde lo único salvable era la espuma, no por rica sino porque la espuma siempre es algo divertido. Igual con el café, al comienzo lo único salvable era todo aquello que me ayudara a que no me supiera a café. Porque cuando empecé a tomar café, lo hacía de una forma en que fuera imposible sentirle el sabor: harta leche, harta azúcar, poco de cocoa, poco de vainilla, par de cucharaditas de café y su roceadita de canela más. Con una de esas tazas, me echaba luego de estudiar, y después de una hora podía quedarme dormida una vez que mi corazón dejaba de correr. Terrible.

Poco a poco, le fui quitando ingredientes hasta dejarlo en lo que es: café. Luego, le agregué un nuevo ingrediente: charlas de café. Porque sé que muchos concuerdan conmigo cuando digo que no hay mejor ingrediente que una buena conversación. Y cuando vas a tomarte uno sola a la calle, no hay mejor sensación que la que produce un mozo cuando con los dedos te da a entender que ya sabe qué vas a pedir y tú solo tienes que decir "sí" con la cabeza mientras con las manos ya no tienes la carta (porque ya sabías lo que ibas a pedir), sino un buen libro. Al rato, tendré mi espresso al frente.

También aprendí que el café es como el vino: se aprende a "catar" y luego de un tiempo, te das cuenta que hay buenos y malos. Este post fue inspirado por uno de los malos. Hoy odio el Nescafé, sobre todo este último que me acabo de tomar, pero ni modo, con esta dieta ya se acabó el café para pasar. Me encanta el café preparado con cafetera italiana. Adoro el café que tomo en la calle, sentada en un pequeño lugar llamado "café". Recuerdo con cariño (tengo fotos) del café que me tomé en la plaza de cusco en estas tazas preciocísimas bien dignas del lugar. Sueño con tomarme uno en una callesita de italia, francia y argentina. Amo que todos mis papeles y separatas tengan siempre manchas de café. Los hace más míos.

He tratado de dejarlo pero él siempre vuelve. Es que el café es un poco más que el camino directo a la gastritis. Yo me enamoré con un café, hice mejores amigos, conté mejor mis historias y aprendí a escuchar. Para mí es un concentrado de sentidos y sentimientos. Hoy lo tomo sin azúcar, en una taza pequeña y me siento más Mu con cada sorbo. Chiquita, marroncita y amarga. Pero intensa.

Cansada de ser Teresita

“Wellesley girls who are married have become quite adept at balancing their obligations. One hears such comments, as - I'm able to baste the chicken with one hand and outline the paper with the other. While our mothers were called to workforce for Lady Liberty. It is our duty- nay, obligation to reclaim our place in the home, bearing the children that will carry our traditions into the future”. (editorial de Betty Warrens – La sonrisa de la Monalisa)

Me encanta vivir en el 2006 donde la historia es diferente. Tenemos lavadora, la plancha no es tan necesaria y los pañales son descartables. Además, tengo licencia para no saber cocinar. Sin embargo, este post no será un manifiesto feminista digno de pertenecer a las Marinovias. Nop. Es más bien una excusa para mi inoperancia en la cocina, un desahogo de impotencia porque tengo algo que confesar: me encantaría saber cocinar.

Mis pininos
Yo también tuve de chica mi cocina de plástico, con mis ollas, mis verduras y huevo frito (que ya venía frito) de plástico. Tenia un salero sin huecos, más no un pimentero. Tenía una hija que cabía en el asiento, un juego de tazas de cerámica, regalo de mis tíos, de las que podía tomar te con sabor a aire y café con sabor a agua. Hasta ese momento, todo iba bien.

Cuando mi abuela cocinaba, yo no entendía porque debíamos meter al horno el keke, si esa masa de mantequilla y azúcar era tan rica, con la harina y huevos aún más rica, y con la cocoa, el postre perfecto. Todo era más simple en esa época. Preparaba pasteles de arroz con lentejas en mi plato de almuerzo, y creaba todo un diálogo de cheff Gastón en mi cabeza (no el gordito de ahora, sino un bigotón con un sombrero largo y blanco como el de los dibujos animados) en donde enseñaba a mi público invisible cómo preparar tan rico plato, nunca antes visto. Créanme: pude haberme ganado medallas.



La hora de la verdad
Cuando tuve mi primer enamorado, quise prepararle un postre. Cuando le pregunté qué le gustaba, me dijo que suspiro limeño y no, no hice el trillado chiste de suspirarle en la cara. Con la ayuda de mi abuela, y el libro de recetas Nicolini, me puse a cocinar. Yo mezclaba, ella supervisaba. Cuando me trababa, ella me empujaba para no detenerme. El resultado, un éxito. Aún no me cree que lo hice por mi cuenta. Cuando cumplimos un año, quise regalarle una cena. Compré lasagna precocida.

Será que sólo cocino enamorada, que al segundo también quise llegarle por el estómago (después de todo, creo tener quizá demasiada influencia decimonónica). Esta vez, quise seguir el secreto que me enseñó mi madre: “yo a tu papá le preparaba siempre pie de limón”, historia que mi papá termina
“… y eso es todo lo que sabía hacer, y para colmo, ya no hace”.
Llamé a mi mamá y juntas preparamos el pie. Aún recuerdo que fue con masa de hojaldre, ya preparada, y estuvo rico pero no tanto. De todas formas, ese chico no me duró, y no creo que haya sido por el pie.

Hoy
Dado que me vi estancada en postres como el pie de limón, suspiro limeño y crema volteada royal; y para colmo que no soy dulcera, decidí especializarme en algo: desayunos, y especialmente huevos. Preparo, según yo, el mejor huevo frito, y el huevo revuelto, pasado y omelette, no me sale nadita mal. También se preparar mixtos (oh!) y tostadas (wow!). Jaja. Pero también mi hermana me pide a veces que prepare panqueques, y no, no son de caja.

Pero acá entra la excusa. No es que no quiera. Es que NO ME DEJAN.

Si preparo desayunos, es porque aproveché los domingos donde no hay empleada para poder cocinar. Cuando es la hora de almuerzo de un día de semana o un sábado, y me acerco a la cocina, poco más me botan de ella, se ponen atrás mío, con el extinguidor en la mano en caso de incendio, sin importar si preparo o no un huevo frito. Me hacen sentir observada, y ya no me gusta jugar al cheff de la tele. Por lo que les dejo la olla, y les doy el gusto. Me voy.

La verdad es que me jode, porque no sé porque creo que podría ser una buena cocinera. Con mi último enamorado, traté de demostrarlo y él también me quitó la olla de las manos (resultado: una pelea, fideos pegados y una amarga salsa de pesto). No sé como hacer lomo saltado, estofado ni papa rellena, pero también es porque nunca he tratado. Cuando tengo la oportunidad, me gusta inventar, es definitivamente más divertido que seguir la receta del libro. Sino, como creen que la hizo Gastón Acurio?

Y bueno, como dije, este no es un manifiesto feminista. Este es un manifiesto diferente: me cansé de ser Teresita, tu ayudante en la cocina, que entra cuando ya todo está hecho para comer e irme. Creo que podría sorprenderte. Total, hago los mejores huevos fritos.

5.18.2006

La misma historia, todos los dias

Hoy quise salir temprano para poder llegar -al fin- un día temprano a la agencia. Pero como siempre que me planteo esta idea de llegar temprano, lo hago mientras reviso mis correos en la computadora, y cuando me doy cuenta, nuevamente son las 9:05 y a la agencia debería estar llegando... hace 5 minutos.

Tomo mis cosas y salgo. Veo el reloj y me acuerdo que, entre las maravillas que le hicieron a mi carro en el taller, estuvieron el desconfigurar mis radios favoritas (memo to myself: llevar un cd para la próxima) y, peor aún, desconfigurar el reloj. No sé qué hora es, no me queda otra que esperar a que el locutor lo anuncie. Coño, son las 9 y 11 minutos.

En mi afán por retroceder el tiempo, sintonizo "ke buena, del recuerdo la mejor" y escuchando "Chiquitita, dime por qué...", no retrocedo unos minutos, sino que retrocedo tantos años que ya no estoy segura si sé manejar, si llego a los pedales y a dónde estoy yendo en este auto que seguro se está conduciendo solo, porque no veo a mi mamá conmigo y hasta me está dando un poco de miedo.

Esforzándome un poco alcanzo a cambiar de radio. Estoy ahora con el programa de Galdós y frunzo el ceño pensando que esté programa ya está quemado. Sin embargo, me meto a la conversación con su partner. Hablan del colegio, de lo caro que son las pensiones y del colegio maristas, colegio de curas, donde estudió el locutor. Me acuerdo de mi colegio de monjas y ya son varios años después de "chiquitita, dime por qué..." pero aún no sé manejar, pero aparentemente no es tan difícil porque ya estoy cruzando benavides, y no estoy muy lejos de la agencia. Mientras, Galdós hace una crítica a estos colegios religiosos que se preocupan más por que hagas tu primera comunión que porque estudies, pero aún más, vale que pagues, sino que te la cuenten. "Es cierto", pienso y ya estoy por 28 de Julio y nuevamente tengo 22 años, porque sino cómo haríamos, tengo que trabajar.

Es un día más, como todos los días. Empiezo a creer que la teoría de la sábana de Bernard Jaffe(1) es cierta y que la vida está cubierta toda por una misma sábana en donde todo está conectado, nada existe por sí solo y nada cambia tampoco. Todo es. "The universe is an infinite sphere whose center is everywhere and whose circumference is nowhere".

Joder... nuevamente estoy tarde.

-------------------
(1) Personaje de Dustin Hoffman en la película I HEART HUCKABEES (2004) - comedia filosófica, recomendable si te gustan las cosas extrañas y no te rindes en el "no entiendo".

5.17.2006

Bartle-mu

Luego de una semana prolífica de posts en donde escribía a diario, hoy sigo estancada en el domingo día de la madre. Ni modo, he decidido sacar mi as de la manga llamado "parciales" y citando al personaje de Herman Melville ante cualquier pregunta similar a "por qué no has escrito nada últimamente?", me despido hasta un próximo post, con tiempo e ideas.
Hoy, "Preferiría no hacerlo"

-¿En qué puedo ser útil? -dije apaciblemente.
-Postea, postea... -dijo con apuro-. Vamos a examinar tus últimos textos. Tome -y le alargué el del día de la madre.
-Preferiría no hacerlo -dije, y dócilmente desaparecí detrás de mi biombo.
Por algunos momentos se convirtió en una estatua de sal, a la cabeza de su columna de amanuenses sentados. Vuelto en sí, avanzó hacia el biombo a indagar el motivo de esa extraordinaria conducta.
-¿Por qué rehúsa?
-Preferiría no hacerlo.
Con cualquier otro hombre, se hubiera precipitado en un arranque de ira, desdeñando explicaciones, y me hubiera arrojado ignominiosamente de su vista. Pero había algo en Bartle-mu que no sólo lo desarmaba singularmente (será su hermosa sonrisa), sino que de manera maravillosa lo conmovía y desconcertaba. Se puso a razonar conmigo.
----------------------------
Texto adaptado de la traducción original de Borges del cuento "Bartleby" de Herman Melville .

5.14.2006

y (a) tu mamá también

Me desperté cuando aún tenía mucho sueño por delante, pero hoy es el día de la madre y hay que empezar a moverse.

Mientras exprimía naranjas para hacer jugo, me di cuenta de dos cosas. O tres. Una era que hace tiempo no exprimía naranjas, no recordara que fuera tan fácil. En los infomerciales estos de "llame ya" vendían un exprimidor que te haría más fácil hacer tus jugos de naranja, pero no es tan difícil, en verdad. Felizmente no compramos nunca esos aparatos (o si lo hicimos?). Como sea, que sea tan fácil me hizo darme cuenta de otras dos cosas. Una (la segunda) fue que ahora soy más grande que la última vez que traté de exprimir naranjas, más grande, más fuerte. Otra, que me estoy preparando mi jugo porque mi mamá no está, porque está de viaje y volviendo a la primera idea hoy es el día de la madre, y en lugar de moverme me puse a escribir sobre un jugo de naranja y lo fuerte y grande (nunca tan grande) que soy ahora.

Con mi jugo hecho, me puse a envolver regalos para mis tías y abuela. Odio envolver regalos, lo hago mal, al final son regalos con poco cariño, y creo que un regalo no debería tener poco cariño. Quizá por eso no me gustan los regalos, nunca sé cuando al envolverlos alguien dijo "agh, odio envolver regalos" quitándole el cariño que le quedaba. Como sea, envolvía regalos porque mi papá me lo pidió, porque no está mi mamá, pero aún así hay que regalar. Seguro si mi papá envolviera los regalos pensaría en lo mismo que yo cuando exprimía mi jugo y se dará cuenta que también ha crecido mucho desde la última vez que envolvió regalos.

Un abrazo a todas las madres
y (a) tu mamá también, que espero que no haya tenido que envolver ella su regalo :)

Campo de Ve-Mus

Hoy leí algo que me causó cierta gracia. En el SOMOS del día de hoy, en la sección "Campo de Venus", encontré la siguiente pregunta:


Tengo sexo o me masturbo de 6 a 7 veces al día. Quiero saber si eso es normal y saludable. ¿Qué puedo hacer para bajar esa calentura propia de mis 27 años?

La respuesta que se le dio al muchacho me pareció muy acertada, se resumía en lo siguiente:
"... más que hacer consultas sobre este tema, quizá usted debería
absolverlas".


(bien cagona la tal Venus)
Pero de hecho, no hay que meterle mucha cabeza para identificar el problema de este chico: NO TRABAJA!!! No suficiente con Venus, Vemus también desea hacer un aporte en la solución del "problema" de esta calentura.

- Obviamente, acá a mi estimado... LE SOBRA EL TIEMPO LIBRE. Y ya está bien grandesito, ah? 27 años? Digamos que uno está 8 horas en la oficina, duerme unas 6, le dedica una hora a la comida... le quedan unas 9 horas que aparentemente se las dedica o a su pareja (o a varias), con las que definitivamente NO VA AL CINE, y a onán. De ser este el caso (de un chico que trabaja), entonces nos da pie a una segunda solución: HAZ AMIGOS!!!
- Si tuviera amigos, además de las 15 horas ya ocupadas, tendría una que otra salida. Dándole unas cuatro horas menos de tiempo a su aparente hobbie erótico. Una que otra relación puramente amical no le caería nada mal.
- Conversa! hablar es normal, tomarse un café, prenderse un cigarro... mantén las manos ocupadas, como lo hiciste al momento en que escribiste la pregunta. Créeme, ayudará.

Ahora, si el chico está contento y orgulloso de su talento múltiple (es normal realmente? 6 o 7 al día? todos los días?) un aplauso al chico, bien por él, por su novia (que espero sea igual de ágil) y por sus millones de hijitos que emprenden su carrera por el drenaje de la ducha. Un aplauso de verdad, pero nosotros, porque él debe tener las manos ocupadas.


----------------------------
Mu se reserva el derecho de sintetizar el texto de las consultas, usar sarcasmo y una gota de ironía. Envíelas a: campodevemus@justmuit.com

5.12.2006

Son 7 diferencias







5.11.2006

Él y yo

Nos conocimos de manera extraña, pues fue por Internet. Cuando vi su foto, fue amor a primera vista (creo que fue por su tono dorado). “Papá, este quiero”. Luego de su aprobación, cual matrimonio hindú, se encargó de hacer las negociaciones, acordaron una cifra y me fue entregado. Su nombre es Lucas y es mío hace más de dos años. Con él aprendí todo lo que sé, y sigo aprendiendo.

De chica, nunca pensaba en tener uno. Me perdía a tres cuadras de mi casa, y el tráfico me parecía imposible de llevar. Di por hecho que tendría un chofer, o que viajaría eternamente en taxi. Pero fue por necesidad autogenerada, y empecé con los trámites del brevete.

Entre tres amigos me enseñaron a manejar. Me monté en sardineles, arañé aros y originaba pequeños traumas en mis copilotos. Diegui creo que fue el más paciente (o el más valiente) y el que me llevó por primera vez a la avenida. Con eso, estaba lista…. O no? Licencia en mano, matrimonio acordado. Mi Lucas, mi primer auto.

El taller y yo

Con el taller no soy tan pata. Tanto así que acabo de cambiarlo. Es como llevar a mi bebé al nido por primera vez, espero se acostumbré, que no me lo malogren, que los otros carritos no lo molesten y que no se haga la caca.

Hoy dejé a Lucas en el taller porque ha estado quejándose últimamente. Siempre lo dejo con un poco de miedo. Soy nula, o no nula, pero bien básica en cuanto a carros. Siento que me ven el signo de interrogación en la cara y aprovechan para sacarme no sólo los quejidos por los que fui, sino una que otra lesión de Lucas y un par de lágrimas que botó por sus piezas sueltas (tendrá realmente las piezas sueltas?). Pero ni modo, no me queda más que creerle al mensaje “su taller de confianza”, agachar la cabeza y pasar la tarjeta.

Lo importante es que Lucas siempre vuelva. Más lindo que nunca y yo aún enamorada de él.

Miren, este es su bracito izquierdo. Tenía que repararle el espejo que se había salido pero tuvieron que hacerle todo esto por el seguro de espejos. Nuevamente me vieron la cara “es que hemos tenido que sacar todo, más el pegamento”… 40 soles. Toma.

Tu posicion en el mundial

Con esta modita del mundial y como yo soy medio nula con el fútbol, quise hacer mi pequeña investigación de mercados. Simple diversión, sin ningún propósito realmente, pero me divertí tanto recogiendo los datos que me vi inspirada.

Señores y señoritas, con quién se identifican?

1. El que compra el album, sus figuritas, dice "yala", "nola" y termina en el mercado de Lince comprando las "sueltas" para llenar absolutamente todo el album? ah pero tu tienes el de navarrete... no pes, ese no es el de la wiiiich... ah, pero el album no es sólo un album, el album es tu agenda! Fixture en mano, seguimiento completo. Nada puede NI DEBE pasarse por alto porque de esto depende el segundo personaje:

2. El de las apuestas. LA POLLA MUNDIALERA. A quién le das! Quién ganará, quién pierde primero, quién jugará la final y quién meterá más goles. Esta polla está que mata (sigo hablando de la mundialera, por siacaso, malentendidos!). Acá hay un truco, no apuestes por el ganador seguro, si ganas no ganarás mucho, y si pierdes, no será mucho tampoco. Apuesta por el bueno que siempre la caga al final. Ponle fe esta vez y a ver si te ganas con la polla (que sigo hablando de plata, ah!).

3. El conchudo Vs. el anfitrión.

3.1. El anfitrión es el boludo fanático (cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia) que atracó con una de las mil promociones de "venta de TV pantalla plana para ver el Mundial como nunca antes". Porque, para los que se divierten recogiendo datos, la venta de TVs crece exponencialmente en épocas de Mundial y no importa si eres un Banco, estarás aliándote con un socio estratégico tipo LG para tener excusa de poner un Plasma en tu folleto. Anyway, dónde iba??

El anfitrión atracó con el TV, y ahora tendrá que bancarse a:

3.2. El conchudo (normalmente van en masas) que pensarán que con un six pack basta para entrar a tu casa. Lo que incluye: usar el sillón (sí, ese era tu sitio pero piña), comerse tu comida (la chela da hambre después), ensuciar vasos y platos, hacer la bulla que aguantarán los no fanáticos de la casa, tomarse tu chela (porque su six pack no aguantó) y te abrazará cuando el favorito meta gol, gritará cuando el árbitro lo pase de vueltas y se irá, como si no te conociera, dejando tu casa cual estadio matute y sabiendo que volverá pronto porque el mundial dura... TODO UN MES.

4. Si no puedes con ellos, únete. Si no te gusta el futbol, tienes que mimetizarte. O bien huyes, o te haces el fanático, te pintas la cara y haces comentarios desatinados con los que el resto te mirarán y dirán "que bonito/a, al menos se esfuerza". Sugerencia: no preguntes qué significa posición adelantada. No importa cuántas veces, nunca quedará del todo claro.

5. 1-2-3 juntos. Tu vida cobra sentido cada cuatro años, pides vacaciones y si no viajas al mundial es porque te prometieron que tu TV era como ver el mundial y que con directv lo sentirías de otra forma. Tú llamaste directaente a la editorial del album para que te den todas las figuritas, tienes surround en la sala de TV y coleccionas merchandising del mundial. Cada partido lo ves con un polo del mundial, abres tu cerveza con el destapador del mundial, viertes tu cerveza en el vaso del mundial y mientras, comes las Pringles Mundial, que (son un exito, no saben), tienen impresa en cada papa una pregunta Trivia sobre fútbol. Para ti: felicidades. Llegó junio (casi).


Y para los que no saben shit de futbol pero les encanta solo cada cuatro años, siempre tienen la opcion de ser la mascota y lucrar de su ignorancia.

6. Otros insights para terminar:
- Se convierte en el club de Al Bondy "NO MA'M"... a menos que no sepas gritar como hombre, solo eres bienvenida para decir "chicos, estoy yendo a comprar, quieren algo?".
- Las que ven el mundial porque "no es c huuuuurroooooo!!!!" "mira sus pantorrillas. divinas!".
- Las mil excusas: tengo que estudiar, tengo una reunión, estoy enfermo (cuántos se enferman en esta epoca, es que claro, es invierno) pero no, todos son unos malditos mentirosos que se quedan viendo el mundial.
- En la chamba, ahora almorzarán todos juntos. precisamente, en la sala de reuniones con CABLE. El fútbol une a las personas.

Terminen por mí, tengo que ir a chambear.

5.10.2006

Cookie MU-nster

Y bueno, como lo comenté en un post previo, empecé ya mi "regimen alimenticio" con un doctor de verdad y mi dieta del día es digna de contar:

Día 6: carbohidratos
Dr: Mu, hoy comerás, entre el desayuno y el almuerzo 1 paquete de galletas cada dos horas y, entre el almuerzo y la cena 1 paquete de galletas cada hora.
Mu: Galletas? integrales?
Dr: Nop, las que quieras. Sea intergal, vainilla, coronita, rellena... pero que no tenga envoltura de chocolate.

Si hace años te vienes privando de comer galletas y dulces, tu vida se ha limitado a comer con las justas una que otra integral, o de picar una que otra galleta dulce de algún incauto. Qué galletas elegirías? Yo te cuento que elegí.

9:00 am - club social integral
No debería sorprender mucho. Vengo comiendo galletas integrales durante tanto tiempo que ya mi rango de visión no va para mucho más lejos. Además, las club social (valgan los cherrys y la publicidad gratuita), tienen un saladito distinto. Son riquísimas y "van con todo". Hmmm... (pa la pròxima cobro).

11:00am - charada capuccino
Ajá. Esas no podían faltar. Hace un año o un poco más las probé. A ver: me encantan las charadas, me encanta el café. Charadas de capuccino? compro. Ahora, Charadas de Capuccino con un café al lado? ...creen que no lo hice?

2.30pm - casino de alfajor
Estas me las presentó mi mejor amigo hace varios años en el kiosko del a universidad (comeré tan poco galletas que me acuerdo hasta mi primera vez de cada una?), fueron todo un vicio pasajero y una moda personal. Si no comía una de estas en mi cookie-day, moría (nunca tanto), y sino lo hacía con un café al lado...

3.37pm - club social manzana canela
Invité tres. Sonnnn... interesantes. Los comentarios fueron desde "parece pie de manzana" hasta "sabe a mazamorra de hospital". Son distintas, te dejan un sabor de... manzana y canela en la boca... jajaja.

4:40 pm - club social integral
Solo para que quede claro: estoy llena. Invité la mitad del paquete. Es más, ya a este punto, las expectativas del área se centran en "y ahora qué toca?". Fito me explica que mi doctor me quiere engordar. Porque flaca no le sirvo como paciente. Y si tiene razón?

5:45 pm - hony bran
Más integrales. Es que saben? la verdad es que a mí no me gusta tanto el dulce. esto de las galletas ya me está pareciendo aburrido.

6.40pm - hony bran 2
No tiene sentido tampoco tengo estómago.

Resultados y conclusiones:
1. 7 paquetes de galletas equivalen a S/. 3.50 pérdidos
2. Si la galleta es dulce, debe ir con café. Si estás al borde de la gastritis, integrales.
3. Las Club social de manzana y canela deben quedar bien con mantequilla y cafè, de otro modo, las chancas, agregas agua y te haces tu mazamorra.
4. Mi doctor me quiere gorda (y lo está logrando)


No probar en casa sin supervisión médica. De hacerlo, cerrar el ciclo con medio litro de jugo de papaya (así lo dice mi papel).

5.09.2006

Pasa en las peliculas

A lo largo de la historia, las mujeres se han empecinado por enamorarse del "churro", del "bacán", del más "bestia" de todos. Que tire la primera piedra a la que no le ha pasado?

... cri... cri...

Y esto por qué? Tantos chicos lindos, dulces, buenos y perfectos hay; y nosotras aún seguimos equivocándonos. Y hoy me di cuenta por qué, y me di cuenta de dónde sacamos esas ideas. Sucede que alguien una vez nos djio que estos bestias cambian, sólo dales un par de horas o menos. Gracias Disney, gracias Hollywood.

Algunos ejemplos (de otros mil, ustedes me ayudarán a recordar)

El bacán del colegio se llega a enamorar cuando conoce a bella, tierna y dulce... Sally, no?

El típico bestia que al final cambia al punto de convertirse en príncipe. Todo porque la bella le curó una mordida de lobo. Caray, donde encuentro un lobo que muerda para poder curar heridas?


Podríamos seguir desde Frankenstein hasta Cuasimodo, el jorobado de Notre Damme, pasando por Casanova, quien luego de probar a toda mujer de Venecia se enamoró (así qué fácil). Todos bestias que luego se transforman en chicos decentes. Amigas, esa es la historia de nuestra vida. Aún apuntamos a ese, porque "esta vez sí será diferente", porque "conmigo es distinto". Y bueno, qué si te equivocas! Creo que es necesario pasar por eso: porque "a cocachos aprendí" que hay que besar a un par de ranas disfrazadas antes de conocer a un verdadero príncipe. Al menos, así lo dice Disney, y -a pesar de todo- todavía le sigo creyendo.

Ah, lo olvidaba. Les presento a mi futuro novio.


Casanova: Casanova the philosopher, who devotes his life to the perfection of experience? Francesca Bruni: No, Casanova the libertine, who devotes his life to seducing women. Casanova: Well, we're obviously talking about the same person.

----------------------------------------------------------
LEA SIEMPRE LAS LETRAS PEQUEÑAS:

Hablo de personajes, no de actores. Ningún animal, bestia o bella damicela fue dañado o perjudicado para la realización de este texto. No hablo con genio de despechada, al contrario, en realidad la idea nació con un segmento en un programa de radio y me pareció interesante meterle un poco de cabeza. De paso que tiene algo de cierto y alguien podrá sentirse mejro con mis palabras (o si peor, sorry). "This too shall pass"

Cara de foto

Odio mi brevete, mi DNI y todos esos carnés en donde no me dejan sonreir. Odio el pasaporte y mi carné del jockey en el que parezco ratero. Puedo con las fotos naturales, pero tengo el talento de poder predecir el momento en que alguien abrirá el obturador de la cámara y yo podré darle mi mejor sonrisa en el momento preciso. Luego, entre tanta mueca, me dirán que
soy fotogénica, y “qué bonita tu sonrisa”.

Luego de años... aaaaños.... aaaaaaaaaaaaños de tratamientos y esfuerzos de mi ortodoncista, lo logramos. Luego de sacar premolares, banditas de fierro (algunas que ya habían mutado con mis dientes al punto que olvidaron de sacarlas hasta hace un año), utilizar aparatos como “bozales”, “paladares” y “brackets”, lo logramos. Y digo lo logramos, porque el esfuezo no fue sólo de mi dentista, sino también mío por aguantarlo y de mi padre por financiarlo. Y lo logramos. La herencia de mi madre en lo que a dientes se refiere, fue totalmente descartada y luego de aaaaaaaaaaaños, yo cumplía 15 y por fin sonreía como debía ser. Y vaya qué sonrisa. Y vaya mi orgullo.

En esa época y en adelante, no había foto en la que no salga exhibiendo la sonrisa que tanto me caracterizaba. Me jodían, claro que sí, luego de decir “qué bonita sonrisa tienes “ con las primeras dos fotos, terminaban con “siempre tienes la misma sonrisa, no?”. -Pues sí, pero no dijiste que era bonita? Keep that thought-. Otro amigo me decía que mi álbum de fotos era un copy paste de mi cara en todo el resto de las fotos. Había cierta inclinación de la cabeza, el mismo gesto y, claro está, la MISMA sonrisa.

Mi cuerpo y cachetes iban creciendo, pero mi sonrisa se mantenía. Siempre igual, bien correcta, bien sincera y bien –creo yo- carismática, y OBVIO, siempre lista para la foto. Años más tarde conocí a Jean Pierre, que le puso nombre a mi sonrisa. Le puso “cara de foto” (pero bien que también te parece bonita!), y por más que una vez me dijeron que parecía que me estuviera aguantando la respiración con esos cachetotes enormes que iban a los lados de mi rostro, al medio estaba mi sonrisa y no me importaba.

Y para los que aún no entienden, con ustedes, mi cara de foto:




5.08.2006

Tacaña? ...lo cuestiono

- Tú debes ser bien tacaña, no?
Algo preocupada por el adjetivo
- Por qué?
- Porque nunca me acuerdo de tu nombre.


Uf! El comentario me dio risa. No sabía que tener un nombre poco memorable, o tener más cara de "mu" que de mi nombre real me convertía en tacaña. Pero así sea un dicho popular o qué, reflexioné un poco: soy tacaña? Me lo han dicho antes, pero no lo soy. Solo quiero dejarlo claro con unos cuantos comentarios:
- Ser austera no es ser tacaña, solo me hace "simple"
- Que mi no-sueldo me dure todo un mes y un poco más no me hace tacaña, solo me hace ahorradora.
- Que prefiera un espresso a un capucchino no me hace tacaña, en verdad lo prefiero.
- Que espere los 8 días ripley para comprar con mi plata no me hace tacaña, solo que no tengo apuro por comprármela antes.
- Que me guste que me inviten no me hace tacaña, me gusta que me engrían (conste que también me gusta invitar).

Como estos hay muchos. Pero no soy tacañan, al contrario, me gusta gastar bien cuando vale la pena: un buen vino, un buen trago, un plato que valga la pena, etc. Conclusión: creo que acá el problema no era la tacañería, sino la mala memoria.

Además, como lo dijo Rusty en Flawless "It costs a lot to look this cheap".

5.07.2006

Mu no sale en sociales

Hoy mi mejor amigo celebró su cumpleaños; sin embargo, preferí quedarme viendo una pela a ir a verlo. Por qué? Sorry, mi rey, tú sabes que te adoro, te amo y todo lo demás, pero... POR QUÉ AURA!?

En realidad, me considero una persona normal (a pesar que hoy me han dicho lo contrario), me gusta salir, tomarme unos tragos, bailar un poco, es más, hasta bailo reggaeton. Pero por favor, no me lleven:
- a Aura
- a Gótica
- a Café del Mar
- a...
Ni me sé más nombres, porque simplemente... no me interesa ir!!!

En todos estos lugares, existe la competencia tácita de quién se viste mejor, quién tiene el mejor escote, la mejor cintura, el pelo más lindo, quien combina, quién no, etc. Me cuentan mis amigos: "puta, que había cada huevona rica...". Pero claro, si para eso están esos lugares: para mostrarse, para que te vean, para que te deseen desde una barra pero al final solo pocos se atreverán a conversarte. Personalmente -lo digo así, recontra personal sin crítica alguna- no me interesa. Sé que te diviertes, probablemente si voy, también me divertiría. Así como tb me divierto cuando me voy a tomar un trago a Fridays o a La Barra, o a la barrita de Long Horn, que es riquísima pero no es un "point".

Malditos "points", siempre los odié. Como cuando era chica, y me quedaba en mi casa en lugar de ir a "El Polo" que me qeudaba a unas cuadras pero me pasaba de vueltas, o cuando iba al polo cuando estaba de moda el Jockey, y luego a Larcomar no fui nunca porque me daba flojera irme tan lejos para luego hacer cola para ir al baño y estar parada porque absolutamente todas las mesas se llenaban. Es que es así, todo point tiene las mismas características: desfile de ropa, para caminar tienes que pedir permiso y si tienes ganas de ir al baño, tienes que anticiparlo porque sino te terminarás meando en las colas. Que bad.

Y es por esto que seguiré sin salir nunca en sociales. ...Lástima!!!

Feliz cumpleaños, mi rey. La próxima, como todos los años, que sea en tu casa, pls.

5.05.2006

Mu's matchpoint

"The man who said "I'd rather be lucky than good" saw deeply into life. People are often afraid to realize how much of an impact luck plays. There are moments in a tennis match where the ball hits the top of the net, and for a split second, remains in mid-air. With a litte luck, the ball goes over, and you win. Or maybe it doesn't, and you lose. "


Estaba por irme de la oficina de la carrera de Publicidad, Patty había levantado el teléfeno y había dado por hecho que en realidad no había cupo para la conferencia de Gonzalo Figari y que no iba a poder asistir. Sin embargo, cuando volteaba me detuvo con un gesto. Esperé un rato y luego colgando, dijo "has tenido suerte, Willy Berckemeyer está enfermo y no puede ir. Quedó un sitio libre". Qué bueno, es que de eso se trata, creo yo... estar en el lugar correcto, en el momento preciso.

"Ya está en el aire girando mi moneda
y que sea lo que sea..."

Bendito seas, oh gran Caller ID

Bendito seas, oh Gran Caller ID
Porque luego de meses de fallarle al dentista
me recuerdas que una vez tb le di mi celular
y me adviertes si quiere irrumpir en mi privacidad

Bendito seas, oh Gran Caller ID
Porque cuando veo el nombre del jefe en la pantalla
me das el tiempo exacto de preparar la excusa perfecta
me previenes amigo, gracias (idem con mis padres)

Bendito seas, oh Gran Caller ID
Por la mágica escena en que tú y tu compañero
el gran Marcado Rápido y Redial
fueron cómplices en el "Plan perfecto" y esa película me gustó mucho

Bendito seas, oh Gran Caller ID
Porque cuando ese chico me llama y no quiero contestarle
no lo hago!
porque entre su nombre y tu pantalla... me aconsejas

Bendito seas, oh Gran Caller ID
Porque no importa si no estuve al momento de la llamada
me avisas si alguien me llamó
Gran Caller ID, grande REGISTRO-LLAMADAS PERDIDAS (Soul mates)

Bendito seas, oh Gran Caller ID
Porque me permites preparar mi saludo irreverente
"holas" "mmuuuu" "hablalooooo" "Aló Telefónica?"
según quién sea el de la pantalla

Me preparas, me previenes
me aconsejas, me proteges
me acompañas, hoy y siempre
grande, oh grande... Caller ID

Pappo Aracnofobico

Me sobraron unos minutos y decidí caminar a la universidad; sin embargo, de regreso ya tenía cierto apuro por llegar a mi casa, y le pedí al Pappo que me jale. Excelente, aceptó.

Para esto que a veces me cuestiono la eficiencia de pedir que me jalen. Normalmente, la distancia entre la universidad y el carro estacionado es casi la misma que de la universidad a mi casa. Esta vez no fue la excepeción. Ya con eso, perdía unos 6 minutos de mi tiempo (y en promedio, a mi casa, son 10).

Una vez en el carro, ya casi llegando a mi calle, Pappo empezó a ir más lento. Pensé que lo hacía por joder, solo porque yo estaba que pedía que se apure, iba lento y hablaba, pero no entendía nada de lo que decía, gimoteaba, no sé que hacía, hasta que frenó. El toño y yo no sabíamos qué cuernos estaba pasando. El pappo solo decía que la maten, que no podía seguir manejando con ella ahí. Con quién? Conmigo?

Una vez que se bajó del carro y pidió un cuaderno, recién entendí. Una araña... arañita... AL OTRO LADO DE LA LUNA estaba multiplicando a Pappo x 8 con sus ojos. Qué daño podía hacerle desde ese lado de la ventana? Para qué están los limpia parabrisas? Por qué matarla tan cruelmente con un cuaderno, de modo que quedó aplastada transformando mi no-miedo por asco? "ES QUE LE TENGO MIEDO A LAS ARAÑAS, OK?"

Ok. Nunca pensé que era señor-no-le-temo-a-nada, pero tampoco pensé que fuera aracnofóbico. Está bien, solo que no me lo esperaba. Y como te dijé, fue tal la sorpresa que lo tenía que postear. Algunos le tienen miedo a las cucarachas, tengo un amigo que no puede estar en el mismo cuarto con una polilla, otras le tenemos miedo a la balanza. Está bien, mi querido Pappo. Igual te sigo queriendo, no matter what.


Hey, mira! una araña!


Y otra!


Una más!

5.03.2006

Reflexiones de mamá (de una no mamá)

El Día de la madre se acerca y me acabo de dar cuenta. Será que no soy madre (además y todavía). No bastó con la llegada de EL LIBRO (no catálogo) de Saga y Ripley que llegaron el domingo con El Comercio para sentirme avisada que faltaba poco más de una semana. El pobre repartidor tuvo que tocar el timbre de cada casa porque esta edición no pasaba, de ninguna manera, debajo de ninguna puerta.

Con esto, no voy a entrar a criticar el significado comercial y el exagerado consumismo que rigen este tipo de fiestas, no me molesta en lo absoluto; al contrario: los anunciantes se benefician y, con ello, los publicistas se benefician, salen ideas excelentes y hasta algunos premios pequeños (o grandes, si la idea fue muy buena). Por ejemplo, vieron la publicidad de Movistar de “con tu mamá te comunicas mejor”? Es excelente, qué buen insight! Yo lo vi el año pasado en un canal argentino “con tu madre, te comunicás mejor” (es tan cierto que con acento argentino la publicidad se hace más buena!). No, que lo critiquen otros blogs. Nunca faltan los “la navidad, el día de la madre y el día del padre son todos productos del consumismo americano y yaddah yaddah yaddah…”.

Nop, solo lo comento porque hoy me di cuenta hoy que el día de la madre se venía porque mi reina hermosa (mi mamita) comentó en la mesa del desayuno que no iba a estar con nosotros en este día de la madre. Se va a de viaje por chamba, y se va varias semanas (qué desconsiderados! Si saben que es madre!); pero bueno, tampoco es para llorar, al fin y al cabo, “el día de la madre es todos los días”.

Hesitate

Hesitate
De todo el diccionario en inglés, HESITATE es mi palabra favorita. Me gusta como suena, como se escribe y como la asocio con la voz de Ariel en The Little Mermaid (porque si pongo La Sirenita no soy consecuente con mi palabra favorita).

run MU, run!

Hoy es uno de esos días en que me gustaría tener el tiempo de pararme y echarme a correr sin un rumbo fijo por horas y horas. Ponerme zapatillas y correr, realmente correr. Y poder parar, no por cansancio, sino porque decidí que finalmente me aburrí, perderle el motivo pero sabiendo que siempre que quiera puedo volver a empezar a correr...


"...Stupid is as stupid does"

5.01.2006

Otoño

Dicen que en Lima sólo existen dos estaciones: invierno y verano.
Viste alguna vez en Lima un rastrillo para barrer hojas? O una pila de hojas rojas en donde poder revolcarte? O un abril con cara de llamarse otoño?
En las fotos de los calendarios, pintan el otoño como bosques sobre alfombras rojas. De chica, en mis películas de Winnie Pooh, a Piglet se lo llevaba el viento. En Lima, en cambio, el otoño sólo "dura lo que tarda en llegar el invierno".

Pero hoy bajé la mirada y le di algo de fe. Hoy en una esquina de mi casa, era definitivamente otoño.

¿Fumas?

- Sólo quería probar
- Si todos se tiraran por las ventana de un tercer piso, también probarías?
- …

Tenía 14 años y era una época en que, casi todos los fines de semana, como buenas parroquianas, iba con mis amigas del colegio a las reuniones de la casa de Luis. Siempre era lo mismo y siempre la misma gente: Luis era el anfitrión, Sammy el DJ y yo con un par de cervezas, la chica más conversadora del planeta.

Para mí, estas reuniones cumplían cierto cronograma: llegar a las ¿10?, tomar unas cervezas hasta las 11, y gozar de una ligera picadez que, como buena Cenicienta, a las 12 desaparecía y bastaba con una Mentita y pocas palabras en el auto para poder esconderla.

En uno de esos viernes, pasando un poco las 11 y sentada con un grupo de amigos, le pedí a Rodrigo que me invitara un cigarro. Yo no fumaba, no sabía cómo, y le pedí que me enseñara. Entre dos, me explicaron cómo “golpear”, luego me dieron un cigarro, el cual pedí que me prendieran por temor a hacerlo mal y pasar roche por una cosa que parecía tan simple. Concentrada en lo que estaba por hacer, di una pitada al cigarrillo, respiré como me habían dicho, tratando de “golpear” y luego volví a intentar. De pronto, no sentí que me atendían, sino que había cierto silencio, alguien llamó mi nombre y era una voz familiar… muy familiar. Cuando volteé, vi la cabeza de mi madre asomándose por la puerta de la sala. Me lanzó un rayo con su mirada, dejé caer el cigarro y se dio la vuelta.

Corrí hacia la puerta y vi que había venido en el carro con mi padre (gulp). Me acordé del cigarro en el piso, pero ya lo habían recogido. Me despedí nerviosa, respiré y me subí al carro sin mentita ni excusas.

Hoy tengo 22 años y me enorgullece decir que no fumo y que nunca aprendí a fumar.

Procrastination

Por qué cuando más tiene uno que hacer, más hace… pero de lo que no debe hacer?

Hoy, en lugar de avanzar con tesis, ponerme al día con lecturas y hacer los mil pendientitos que siempre digo que haré “cuando tenga tiempo”, en lugar de todo eso, me pusé a bajarme fotos al space del msn, a quedarme prendida del messenger sin hablar con nadie porque no quería hablar, sólo saber quién se conectaba. Me paseé por toda la blogósfera peruana, leyendo posts que no valían la pena ser leídos, escribí uno propio (que tampoco valió la pena ser escrito… por lo que lo borré y escribí este) y luego me duché, me quedé con la toalla puesta, esperando secarme con el aire de la ventana y finalmente me cambié, antes que regrese esa gripe que ha estado amenazando en la última semana. Son las 5.22pm, y recién iré a imprimir unas hojas que me ayudarán a avanzar con mi tesis; al final, cortaré mi productividad porque a las 7.30 pienso ir al cine. Y antes de imprimir, creo que me ha provocado un café… tomaré este día como un comodín. Felizmente, mañana es feriado.0