7.10.2011

Mi ventana da a Lima, y hoy me asomé a mirar.

Hoy me provocó escribir un correo a cada uno de mis amigos. Pero no lo hice.

Me provocó echarle un poquito de leña al fuego -a veces, muy pequeño fuego- de la amistad que se pierde porque la distancia es una bitch, porque el teléfono me vale, el correo no es suficiente y yo estoy acá en Holanda y tú, no tengo ni la menor idea. A ver si subes fotos al facebook. Pero tampoco lo hice.

Hoy me provocó partirme el dos. Pero lo único que partí fueron cebollas ...y luego mentí diciendo que eran ellas quienes me hacían llorar.

6 comments:

  1. Anonymous11:19 pm

    no ninja no cry

    ReplyDelete
  2. Qué bello... está bien extrañar y tb que las cebollas de vez en cuando nos hagan llorar.

    Besos desde la otra ventana...

    ReplyDelete
  3. Creo que estás poniendo a prueba lo que te ata allá con lo que te ata aquí.

    Por otro lado, uno de las razones por la que un hombre no debe cocinar es porque no se ve bien que un hombre llore, ni siquiera por una cebolla.

    ReplyDelete
  4. Intenta no pensar mucho en lo que dejaste, eso deprime mucho. Mira el lado positivo a tu presente y abraza fuerte a tu pareja, en estos momentos solo queda aferrarse a los que tienes al lado.

    Saludos.

    ReplyDelete
  5. es bien gacho estar lejos de las personas q una quiera, pero a veces por superarse en lo personal es necesario hacer esos sacrificos

    ReplyDelete
  6. las ultimas tres lineas son de antologia, casi un minicuento.
    no te conozco pero supongo que tienes muchos amigos y que ellos tambien te extrañan y piensan seguido en ti.
    un fuerte abrazo.
    p.d: te invito a visitar mi blog

    ReplyDelete