4.04.2006

Lima ya no tiene cielo

Luego de almuerzo, se fue a caminar por Larcomar, de paso que aprovechaba para tomarse un cafe y cerrar con él la hora de almuerzo (uno de esos pequeños placeres que, sin importar la opinion del nutricionista, ella tenía que satisfacer).

No había llegado aún al malecón cuando sintió esa "ola" de neblina enfriar su rostro. "Felizmente me puse casaca", pensó y siguió para adelante. Cuando llegó, se asustó. Dónde estaba el mar que hasta ayer podía ver? y dónde está el cielo? Y donde está la línea que llaman horizonte y supuestamente divide a ambos? Tampoco estaba. Entonces, pensó en la voz de Sabina recitando en su décima, la línea de "Lima, panza de burro", nadie lo hubiera dicho mejor -aunque todos digan lo mismo-; luego volvió a sentir esa ligera nube pasar a su lado y se acordó algo que leyó hace unos años:

"En Lima no hay que pasarle la lengua a las estampillas. Ellas se humedecen solas"

PS. Pegaría la foto, pero no es más que una mancha blanca que no hace más que señalar y confirmar que Lima, una vez más, ya no tiene cielo.

1 comment:

  1. mmm.... interesante que te hayas vuelto una blogger-maniatica ya que te leo por lo menos un ratito... pero no entender... eso es bueno? a lo mejor como siempre no hay nada que entender... y si alguien mas no entiende... que mas da, no hay nada que entender :D...

    ReplyDelete