1.30.2009

Nota de cata

Una de sus mejores cosechas.
El clima fue propicio, la humedad justa, el calor humano.
En vista, es un blanco inesperado. Provocativo. Atracción extraña para quien suele preferir tintos.
En nariz, un aroma apasionado, huele a amanecer, a tierra húmeda, a chocolate y vainilla, a tulipanes. A novedad.
En boca, mezcla de cebada y vino. Tiene cuerpo.
Se queda.
Evoluciona.

Salud.

13 comments:

  1. que chevere empezar el fin de semana con un post eroticón :o)

    ReplyDelete
  2. UuuuuuuuUUUUUUUuuuuuuuu!!

    ReplyDelete
  3. Oye pero qué rico...

    ReplyDelete
  4. oh lala, mademoiselle + sommelier = mu

    glu, glu, glu.

    y más glu.

    ReplyDelete
  5. Mmmm...
    Si sólo fuera un vino diría yo tb quiero....

    Pero creo que este tipo de vinos son definitivamente de los que no se comparten...

    Beso,

    ReplyDelete
  6. me dio sed

    sante!!!

    ReplyDelete
  7. nunca se me dio eso de la cata de vinos, soy malisimo, mi olfato no sirve. Aunque para este tipo de ctaas creo que ighual que con el vino, necesitas los 5 sentidos

    ReplyDelete
  8. El vino es amigo de los buenos recuerdos. Brindo por ello, pero con tinto.

    ReplyDelete
  9. y si lo usamos para sangria no más?

    ReplyDelete
  10. peregrino3:54 pm

    Me has hecho acordar a la "especialista" Vallarino.... con sus comentarios tipo... "No, no tiene un toque de habanos, huele a CAJA de habanos"... semejante estupidez fue dicha por televisión.

    Nos leemos.

    ReplyDelete