11.13.2007

CUENTOS CORTOS 25

Cuando se despertó, él estaba a su lado, durmiendo, abrazándola. Susurró “te amo” y el entre sueños le murmuró “lo siento tanto”. Su corazón latió tan fuerte que la despertó. Era un sueño (¿o una pesadilla?) y al abrir los ojos él ya no estaba a su lado, inmediatamente se paró y empezó a buscarlo, lo buscó en la cocina, en la sala, en la biblioteca en donde él se refugiaba pero sólo encontró una carta. No tuvo tiempo de leerla, porque justo en ese momento un portazo la despertó. Nuevamente él a su lado, no la abrazaba, solo dormía y se dejaba acariciar el cabello, pero poco a poco, las caricias se transformaron en arañazos e inmediatamente en golpes. Cuando él despertó, ella ya no estaba a su lado. ¿Y dónde estaba ella? No, esa no era la pregunta, la pregunta era ¿y quién era ella?

***FIN***

24 comments:

  1. La primera parte me es tan familiar


    :S

    ReplyDelete
  2. Confuso.

    Nos leemos.

    ReplyDelete
  3. Excelente cuento. Da vuelta y media a las huellas del pasado.

    El número es cabalístico, ¿por cierto?

    Ahora veo tu blog template y observo que no se necesitan muchos colores para darle atractivo a un espacio.

    Saludos y éxitos.

    ReplyDelete
  4. Pienso que puedes ser tu, puedo ser yo, pueden ser miles de mujeres...
    que en algún momento nos perdemos tanto que dejamos de reconocernos...

    En sí el cuento me parece demasiado bueno...

    Beso,

    ReplyDelete
  5. ella se llamaba soledad

    ReplyDelete
  6. El cuento corto 25 ya debe llamarse 24.1.... (por los abriles recien cumplidos digo)... y los continuos despertares ya parecen mas calderon de la barca

    ReplyDelete
  7. Este si no me gustó.

    Pienso que la metáfora de la metáfora de la metáfora (al estilo de Borges) tiene necesariamente que llegar a algún lado. Si no se queda en un simple sinsentido.

    Habría que quitarle confusión y añadirle destino.

    Claro que también, me puedo estar equivocando. Total yo no sé mucho de esto que digamos.

    ReplyDelete
  8. las mujeres estan locas

    ReplyDelete
  9. Mu, a veces te leo, y me gusta.

    ReplyDelete
  10. Anonymous7:12 pm

    Wadas hablas y de vez en cuando las escribes; me confundió bastante y me gustó mucho. Te leo.

    ReplyDelete
  11. Anonymous8:33 pm

    no entendi era el o ella en el comienzo ???

    ReplyDelete
  12. Me quemaste el cerebruto MUadre mia... con tu cuento este....
    :-D

    ReplyDelete
  13. Me quemaste el cerebruto MUadre mia... con tu cuento este....
    :-D

    ReplyDelete
  14. yo tampoco

    ReplyDelete
  15. Yo preguntaría, más bien, citando a Sanz... ¿Y si fuera ella?

    Interesante giro. Me gusta, realmente me gusta.

    ReplyDelete
  16. Creo que este es uno de mis favoritos.

    ReplyDelete
  17. muy borgiano tu cuentito, me encantó el despiste de generos.

    ReplyDelete
  18. Anonymous10:05 pm

    Me gusto.. aun que la historia puede ser bien un sinfin entre el soñador y el sueño del que sueña el sueño del que sueña al soñador

    Te leo cada que puedo, saludos..!

    A.C.

    ReplyDelete
  19. Me gustó y punto. Lo sentí como un recorrido por mis pensamientos en día particularmente confuso.

    ReplyDelete