6.07.2008

la carrera


cuando volví la cabeza, me di cuenta que quien respiraba en mi espalda, no era más que mi sombra; y enfadada (y picona) culpé -como siempre- a mi corazón de piernas cortas.
aceleré el paso y recordé que tú siempre ganabas (incluso dándome ventaja) y que en esta última carrera, tú saliste primero.

no vale.
(sí vale.)

ahora ya ni te veo.

felizmente, mi resistencia es buena.
agua.

*la foto es de tahuano

3 comments:

  1. Hay un verso de Blanca Varela que habla justamente de la sombra traidora, me hizo acordar tu post.

    Me gustan tus palabras, tu corazón de patas cortas.

    Nos leemos.

    PD: Buena foto de Jano.

    ReplyDelete
  2. Corazón de piernas cortas,linda figura.

    ReplyDelete
  3. hay q vivir con la sombra
    sin ella somos la mitad de quien somos en realidad
    un beso

    ReplyDelete